Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Al paso de candidato: el Oviedo, con los mejores números desde el ascenso de 2015

En los tres últimos años, el 67% de los equipos en play-off a estas alturas acabaron la temporada entre los seis primeros

Real Oviedo - Cartagena. IRMA COLLÍN

Real Oviedo - Cartagena. IRMA COLLÍN

A Anquela se le acabó el aire al final, una lástima, tras una trayectoria regular en el campeonato. El suyo fue el Oviedo del casi. Con Hierro, el equipo fue avanzando en el alambre, con mejores resultados que fútbol, hasta que todo se truncó en el último tramo. Otro decepcionante epílogo. Del primer año tras el ascenso de Cádiz queda esa sensación de qué habría pasado si no hubiera saltado todo por los aires con la explosión de Egea. Otra campaña sin guinda. Fueron las cuatro intentonas en las que el Oviedo estuvo más cerca del play-off de ascenso, en las que los azules rozaron su presa, pero esta se escapó de las manos. La actual campaña, la séptima desde el regreso, ya cuenta con una puesta en escena ilusionante: es la que presenta mejor situación clasificatoria a estas alturas, jornada 5.ª, desde que en 2015 el Oviedo regresara al fútbol profesional.

Cualquier conclusión con tan pocas fechas disputadas queda en el aire hasta posterior confirmación. Es peligroso sacar lecturas definitivas, pero las primeras cinco semanas sí permiten contar con algunas pistas, intuiciones que cuentan con el respaldo de las cifras. Y, sí, el Oviedo va por el buen camino.

Por ejemplo, teniendo en cuenta las tres últimas temporadas (18/19, 19/20 y 20/21) de los 18 equipos clasificados al final en ascenso y play-off, 12 ya estaban entre los seis primeros después de cinco jornadas jugadas. Solo se ven 6 casos de equipos que se cuelan en la zona de honor en la quinta fecha y no acaban en play-off o ascenso directo. Es decir, el 66,7% de los seis primeros clasificados en la quinta jornada acabarían por delante del séptimo puesto al final.

Para el Oviedo, el inicio con buen pie supone un impulso importante en lo anímico, pero también para borrar de un plumazo los malos recuerdos recientes. Los de Ziganda suman 8 puntos (2 triunfos, 2 empates y una derrota), con 7 goles a favor y 5 en contra, para situarse quintos en la clasificación de Segunda.

Un saldo que mejora notablemente el del pasado curso (6 puntos y 16.º puesto) y, sobre todo, el del anterior (2019/20), con un punto y colista de Segunda. Aquel punto de 15 posibles fue el detonante de que el consejo decidiera destituir a Egea y darle la nave a Javi Rozada.

La trayectoria guarda similitudes con la capitaneada por Anquela en las campañas 2017/18 y 2018/19. En las dos el equipo empezó con paso firme: 8 puntos, los mismos que ahora. Aunque en peor posición: séptimo y décimo. Al notable inicio no le correspondió un final feliz. En la 2017/18, el equipo se cayó al final para terminar séptimo, con 65 puntos. Al año siguiente, y ya con Egea a los mandos tras la destitución de Anquela, el Oviedo cerró el año 8º, 63 puntos.

Mejoran también las cifras actuales a las logradas por Egea en su primer intento (7 puntos después de cinco jornadas) y de Hierro (5 puntos, 16.º puesto), otros dos intentos que se quedaron a orillas del premio final.

La trayectoria en estas cinco primeras semanas también da motivos numéricos para el optimismo si se compara con los triunfadores de Segunda de las tres última temporadas. Los 8 puntos en las 5 fechas iniciales superan el saldo a estas alturas de cinco conjuntos que acabaron entre los seis primeros al final de curso, e iguala con otro.

El balance del Oviedo es superior, a estas fechas, que el del Leganés (6 puntos en la quinta jornada y que acabaría tercero) y Girona (7 y quinto) de la temporada pasada. De la 20/21, la puesta en escena azul mejora la de Girona (7 puntos a la misma altura y que finalizó quinto) y Elche (7 y sexto). Los ilicitanos, además, acabarían firmando el ascenso a Primera contra todo pronóstico. Y respecto a la campaña 19/20, el Oviedo presenta mejores números que Osasuna (que acabaría primero cuando solo sumaba 4 puntos en los primeros cinco partidos) e igual que los del Deportivo (8 puntos y sexto puesto final).

Ahora, el equipo se mantiene ajeno a cualquier reflexión que le aleje del objetivo más inmediato: viajar a Ibiza y volver con un premio que le permita seguir sonriendo en la tabla.

Compartir el artículo

stats