Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todas las claves de lo que dice la Policía sobre los disturbios antes del derbi

Los agentes, que requisaron 16 palos de madera y un martillo en la noche previa al derbi, agradecen a las peñas azules su “colaboración”

Material incautado en la noche previa al derbi. En la imagen, los palos y el martillo que requisó la Policía en la inspección previa al Oviedo-Sporting. | Policía Nacional

La Policía Nacional salió ayer al paso para explicar el dispositivo de seguridad de la previa del derbi y negar de forma tajante la versión de los dos detenidos durante los disturbios del sábado en la calle Alejandro Casona. Hubo cargas policiales y varios hinchas lanzaron botellas, sillas, bengalas y más objetos a los agentes. Los dos detenidos hasta el momento, dos jóvenes de Mieres hinchas del Oviedo y del Sporting, se quedaron en libertad con cargos y sostienen su inocencia.

La Policía lo ve de otra forma. Ambos fueron identificados “sin ningún género de dudas por su participación activa en los disturbios ocasionados por lanzamiento de botellas de vidrio, bengalas y mobiliario (sillas y otros efectos), así como amenazas de muerte e insultos a los funcionarios durante el despliegue policial realizado para garantizar la seguridad del autocar del equipo local en su recorrido desde el hotel de concentración al estadio donde se disputaría el encuentro”. Se les imputa delitos de “atentado contra agente de la autoridad, daños, lesiones y desórdenes públicos”.

Los dos detenidos, de 21 y 22 años, preparan su defensa y siguen sosteniendo que no participaron en ningún acto violento. Fuentes policiales recalcan por otro lado que los lograron identificar gracias a su indumentaria. Los agentes, además de a los detenidos, identificaron a cuatro personas el mismo sábado y los propusieron para sanción por la “comisión de infracciones graves”. Los identificados se exponen a multas económicas que van desde los 3.001 hasta los 60.000 euros.

“Alto riesgo”

La Policía recalca en varias ocasiones que el partido fue declarado de alto riesgo, motivo por el cual se extremó el dispositivo de seguridad. Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) participaron en el mismo. La Policía defiende a las citadas unidades, que “acumulan una dilatada experiencia en el cumplimiento de las misiones señaladas, habiendo participado en todos los grandes acontecimientos ocurridos en España desde hace muchos años”. Los agentes también registraron dos locales ovetenses, “lugar habitual de reunión de miembros de las peñas oviedistas”, en la noche previa al derbi. La finalidad era “localizar armas prohibidas, artículos pirotécnicos”. Dichas actuaciones fueron tildadas como “vergonzosas” por las peñas del Oviedo. Uno de los registros tuvo lugar en un establecimiento de la calle Facetos, muy próxima al estadio y donde en la tarde previa del partido se juntaron cientos de seguidores oviedistas. El local es regentado por el grupo Symmachiarii.

La Policía realizó la incautación de “una bolsa deportiva que se encontraba en la entrada del mismo y contenía en su interior 16 palos de madera maciza de distintas medidas y dimensiones (entre 400 y 900 milímetros) de los utilizados como empuñaduras para útiles de labranza o cortes de árboles, así como un martillo de hierro de 30 centímetros de longitud”. Desde Symmachiarii inciden en que la bolsa deportiva no estaba escondida en ninguna sala del bar y que cualquier cliente pudo haberla introducido como, sostienen, demuestran las cámaras de seguridad del local.

“Nunca se sabe...”

La Policía recalca que preguntaron a uno de los responsables del establecimiento por los objetos requisados y que “manifestó de forma espontánea y voluntaria con la siguiente frase: ‘nunca se sabe cuándo pueden aparecer Ultraboys (seguidores del Sporting) y si entrasen en el lugar…’.

En el mismo establecimiento se incautaron también, según el relato policial, “cuatro bolsitas de sustancias estupefacientes (cocaína) que portaba alguno de los usuarios en el interior del mismo. También se localizaron diez cajas vacías de bengalas, que inicialmente deberían contener 4 artificios cada una”.

La Policía finaliza su comunicado destacando el “adecuado y correcto comportamiento de la mayoría de las personas de ambas aficiones, así como la colaboración de gran parte de los miembros de las peñas oviedistas, lo cual evitó incidentes”. Los agentes siguen investigando las imágenes de lo sucedido para identificar a más causantes de los disturbios. La Policía fija en cuatro los agentes heridos y también apunta a desperfectos en vehículos policiales.

Compartir el artículo

stats