Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El duro examen de los filiales: 12 puntos de 24 para el Oviedo desde 2015

El Oviedo ha jugado ante Bilbao Athletic, Sevilla Atlético y Barça B y solo ha sumado el 50% de la puntuación

Linares, en el suelo, entre Pozo y Berrocal, en el duelo ante el Sevilla Atlético de 2017. | LOF

Los filiales son ese rival de doble filo a los que le suele pesar la inexperiencia pero que, con poco que perder, exhiben los mejores talentos nacionales. Son conjuntos que en Segunda lo suelen pasar mal, en un fútbol tremendamente competitivo en el que los errores suponen un lastre demasiado pesado, pero, al menos en los últimos años, al Oviedo no se le han dado especialmente bien. Desde que en 2015 retomara el camino del fútbol profesional, los azules han disputado 8 partidos ante conjuntos filiales y de los 24 puntos en juego solo han sido capaces de sumar 12, el 50%. Anoeta aparece hoy como una nueva oportunidad para cambiar la dinámica.

Ziganda y Egea, antes del Oviedo-Bilbao Athletic de 2015. | María Gómez

Ziganda espera la versión más madura de los suyos para sacar tajada del Reale Arena, hogar esta temporada del filial txuri urdin, otro motivo para hacer aún más atractivo el choque de esta tarde. La maldición del empate persigue a los azules que tratarán de cambiar otro mal presagio, el de los equipos filiales.

Los duelos entre el Oviedo y conjuntos dependientes se abren en la última etapa en Segunda ya en la 2015/16, con el Bilbao Athletic, que había logrado el curso anterior, al igual que los azules, el ascenso. Los vascos también eliminaron al Cádiz. Y otro detalle en común: a aquellos cachorros los dirigía José Ángel Ziganda.

Y al Cuco no se le dio mal el doble enfrentamiento. Arañó un empate en la 11.ª jornada (0-0) en el Tartiere y logró el triunfo en el recién reformado San Mamés, jornada 32.ª, por 2-1, a pesar de un tanto de Toché. Yerai, Vesga o Asier Villalibre formaban parte de aquel Bilbao Athletic.

La aventura de los bilbaínos en Segunda duró solo un año, pero le sucedió en la 16/17 el Sevilla Atlético como representante de los equipos dependientes. Y del filial hispalense, el Oviedo se llevó una de las derrotas más dolorosas de aquel curso: un 5-3 que Toché y Linares maquillaron al final. El Oviedo se vengó en el Tartiere, 1-0, con gol de Christian.

La 17/18 fue el último precedente con filiales en Segunda hasta la actual. Se mantuvo el Sevilla Atlético y le acompañó el Barça B. Fue la temporada con mejores resultados de los azules, que ganaron los dos duelos a los hispalenses (0-1, gol de Rocha, y 2-1, tantos de Folch y Christian) y empató en las dos citas contra los culés: 1-1 en Nou Estadi, con diana de Carlos Hernández, y 0-0 en el Carlos Tartiere.

Compartir el artículo

stats