Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iván Conceiçao Exjugador del Vetusta, rescindió ayer su contrato

“En el Oviedo no solo dejo compañeros, dejo hermanos”

“No quería salir del club, pero tenía pocos minutos y creo que es lo mejor”

Iván Conceiçao. | LNE

El Oviedo anunció ayer la salida del delantero del Vetusta Iván Conceição (El Berrón, 1999), que llevaba en el equipo azul desde alevines. Conceição, con poca participación esta campaña, firmará por el Gran Tarajal, de Fuerteventura, que juega en la Tercera Canaria, dirigido por el asturiano Viti Amaro. El jugador hace balance de su etapa en el Oviedo.

–¿Por qué se va?

–No tenía intención de salir del Oviedo, pero no estaba teniendo muchos minutos y desde el club me dijeron que varios equipos de Asturias se interesaron en mi fichaje. Me dijeron que si yo quería se estudiaría una salida. Me dieron total libertad, para quedarme o para salir. Les digo que sin problema, que lo valoraría.

–¿Y qué pasó?

–La oferta del Tarajal llegó hace unas dos semanas, pero esta no había nada claro todavía. El domingo no estaba nada cerrado y jugué con el Vetusta. Ayer se aceleró todo, firmé la rescisión y fui a El Requexón a despedirme de mis compañeros. Creo que es lo mejor.

–¿Se le hace duro tras tantos años en la casa?

–El primer año que salí cedido, antes de romperme la rodilla, me fui con la ilusión de volver. Luego estuve en el Praviano y mi objetivo siempre fue regresar. Ahora sé que me voy de verdad y se hace duro, porque llevo aquí, en el Oviedo, toda mi vida. No dejo solo compañeros, dejo hermanos.

–¿Recuerda su primer día en el Oviedo?

–Jugaba en El Berrón y vine a hacer unas pruebas en el primer año de alevines. Recuerdo que estaba Eloy Ordóñez. Jugué algún torneo, pero ingresé en el equipo al año siguiente. No había ni ropa oficial, creo que me dieron unas equipaciones de 2002 y yo era el tío más feliz el mundo.

–¿Cómo le fue?

–Cuando llegué al club me costó la adaptación, pero tuve la suerte de cruzarme con gente que apostó por mí sin pensarlo.

–Encadenó dos cesiones antes de volver, primero, al Condal.

–Acabé División de Honor, salí cedido al Condal y me rompí el cruzado. Me operé y parecía que todo iba bien, que volvería pronto. En un entrenamiento tuve una molestia y me hicieron pruebas: tenía tocado el lateral interno. No tenía nada que ver con la lesión anterior, pero me lo trastocó todo y tuve que operarme. Estuve más de 400 días parado.

–Luego se va al Praviano.

–Tenían convenio con el Oviedo y me recibieron muy bien. Manel era el entrenador. Tuve la desgracia de que apareció el covid, aunque acabé la temporada pasada con buenas sensaciones. Este verano volví al Oviedo.

–¿Esperaba jugar más?

–Sí lo esperaba. Tengo tablas en Tercera, aunque tampoco hice una excelente temporada el curso pasado.

–¿Por qué elige el Gran Tarajal?

–Quiero ir a un sitio donde crea que puedo tener minutos y sentirme importante. Me gusta el proyecto y creo que puede ser positivo.

Compartir el artículo

stats