Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica del empate azul ante Las Palmas: El Oviedo vuelve a encogerse (1-1)

Los azules ceden su quinto empate en el Tartiere en un partido que no acertaron a sentenciar ante un equipo canario que fue mejor con el balón

Borja Bastón se marcha de Alex Diez. | Irma Collín

El Oviedo no cambia el paso en el Tartiere. Sigue avanzando, pero lo hace a paso lento, punto a punto. Los azules cedieron ayer su quinto empate en el Tartiere. Solo han logrado dos victorias desde que comenzó la temporada, con 11 puntos de 24 posibles, un bagaje insuficiente para un equipo que quiere aspirar a algo más que conformarse con la permanencia. Tras despachar quizás el pasado miércoles en Eibar uno de los mejores partidos de la temporada, apenas tres días después los azules volvieron a encogerse, sumando un empate que tiene poco valor.

El partido tuvo varias lecturas. Las Palmas fue mejor con el balón que el Oviedo, pero tuvo una posesión estéril hasta que logró el empate, a falta de 19 minutos para el final del partido. Hasta entonces, el Oviedo, con muy poco, había conseguido adelantarse en el marcador, gracias a un penalti cometido sobre Viti y transformado por Bastón, y además había dispuesto de claras ocasiones para cerrar el partido, entre ellas una del propio Bastón con una chilena que se estrelló en el poste, y un mano a mano de Obeng con Raúl Fernández, que desbarató el portero canario.

Pudo sentenciar el partido, pero no lo hizo y Las Palmas reaccionó. Logró el empate y con el partido de nuevo loco, como sucedió ante el Málaga, pudo pasar de todo, incluso perder. Al final, otro punto que sabe a poco en el Tartiere.

Las Palmas inició mejor el partido que el Oviedo. Se hizo con el balón y lo jugó con criterio ante un equipo azul que cometía muchas imprecisiones cuando lo recuperaba, lo que impedía que su juego tuviese continuidad. Sin embargo, la mejor posesión de Las Palmas quedaba reducida en el terreno de juego porque sus acercamientos a las inmediaciones del área de Femenías eran contados. Por contra, al Oviedo no le hizo falta nada para crear la primera ocasión del partido. Fue en el minuto 13, tras un centro desde la banda izquierda de Borja Sánchez.

El mal despeje de Raúl Navas cayó a los pies de Brugman, pero su lanzamiento se marchó fuera por muy poco. Seis minutos después, una recuperación de Viti, que se marchó en velocidad al área, acabó en un claro penalti por derribo de Fabio al canterano azul. Borja Bastón no falló y adelantó al Oviedo, que con muy poco tenía el partido donde quería. Las Palmas siguió igual, con control del balón y en demasiadas ocasiones arriesgando demasiado en las salidas desde atrás. En una de ellas, Borja Sánchez interceptó un mal pase de la zaga isleña, pero, tras acomodarse el balón a la izquierda, lo envió por encima del larguero.

El equipo canario lo siguió intentando a través del balón, pero todos sus intentos morían siempre en la zona de definición, en la que le faltaba claridad en el último pase para poner en aprietos a Femenías. Prueba de ello es que su único disparo entre los tres palos fue un remate de cabeza de Raúl Navas, en el minuto 2, a la salida de un saque de esquina. Mientras, el Oviedo con muy poco se marchó al descanso con una ventaja mínima. La segunda mitad se inició con el mismo guión. Las Palmas seguía con el balón, pero sin hacer daño a un Oviedo que tuvo una gran ocasión para encarrilar su victoria en una chilena de Borja Bastón que se encontró con la buena respuesta de Raúl Fernández y el poste.

Poco después, Ziganda refrescó las bandas con la entrada de Pombo y Sangalli, y un pase del aragonés propició otra clara ocasión de Obeng a la que volvió a responder Raúl Fernández con una buena intervención. La réplica de Las Palmas vino con un disparo de Cardona que Femenías despejó a saque de esquina. El equipo isleño no desistió y tuvo su premio en una pérdida de balón de Obeng que acabó con un centro desde la izquierda para que Kirian cabecease a la red.

El Oviedo lo intentó hasta el final, pero con más ganas que acierto ante un rival que volvió a tener una ocasión clara, por mediación de Mujica, para desnivelar el marcador. También la pudo tener el Oviedo en un derribo de Coco sobre Pombo dentro del área que al árbitro no señaló y que el VAR no entró a revisar. Fue la única jugada polémica para un desastroso arbitraje que le valió una gran bronca ya al descanso, incrementada con creces al final del partido.

EL MEJOR:

Viti

NOTABLE

En su regreso al equipo aportó velocidad y desborde, además de capacidad de trabajo.

Femenías

APROBADO

Tuvo muy poco trabajo, pero lo resolvió con acierto, en especial un despeje a córner, tras un disparo de Curbelo

Lucas

APROBADO

No tuvo problemas en defensa, aunque en ataque apenas aportó

Costas

APROBADO

Intervino poco, pero lo hizo siempre con acierto. Le dio pocas opciones a Jesé

Dani Calvo

APROBADO

Seguro en el corte y con un gran sentido de la anticipación

Mossa

APROBADO

Regresó al equipo titular y estuvo bien en defensa. En ataque se prodigó menos

Jimmy

APROBADO

Bien en las labores defensivas, aunque con el balón cometió varias imprecisiones en pases claros,

Brugman

NOTABLE

Bien en el aspecto defensivo y también con el balón, jugando con mucho criterio en la matoría de las acciones en las que intervino

Borja Sánchez

SUSPENSO

Desconocido en su regreso al once inicial. Eligió siempre malas opciones cuando tuvo contacto con el balón

Obeng

SUSPENSO

Uno de sus peores partidos. No estuvo bien con el balón y se desgastó en exceso

Bastón

NOTABLE

Marcó de penalti y dispuso de otra gran ocasión que se fue al poste

Pombo

APROBADO

Los minutos que jugó fue protagonista cuando tuvo el balón

Sangalli

APROBADO

Combativo los minutos que jugó

Matheus

APROBADO

Cumplió en el tramo final.

Compartir el artículo

stats