Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un incómodo visitante: el Oviedo solo ha perdido fuera contra los dos primeros

El Oviedo, fiable lejos del Tartiere, afronta ahora cuatro de los últimos cinco partidos de 2021 a domicilio

Obeng celebra su gol en el partido de Huesca. | Área 11

En Almería, el Oviedo dio la cara hasta el final y en Eibar el equipo cayó de aquella manera, de pie, después de haber rozado la victoria en el tramo final del choque. Son las dos únicas derrotas de los chicos de Ziganda en los 8 choques a domicilio disputados en lo que va de temporada. Ahora que el calendario tiende a mirar lejos del Tartiere (cuatro de los cinco encuentros que le restan a 2021 se juegan fuera de casa), el Oviedo necesita seguir comportándose como ese visitante incómodo que suele sacar rédito como forastero.

Los números en la tabla reflejan menos productividad de la que parece cada vez que a los azules les toca jugar fuera. A pesar de que siempre dan la cara a domicilio, los del Cuco solo son los undécimos de Segunda, con 10 puntos, 7 goles a favor y 7 en contra. El registro lejos del Tartiere se completa, además con las derrotas en Almería (2-1) y Eibar (1-0), con los triunfos en Huesca (1-2) y Ponferrada (1-2) y los empates en Ibiza (1-1), Zaragoza (0-0), San Sebastián (1-1) y Leganés (0-0).

Ziganda va a necesitar de la versión más potente del Oviedo fuera en lo que resta de campeonato hasta 2022, el momento para muchos de dar un puñetazo sobre la mesa y presentar una candidatura seria al play-off de ascenso. Hasta la fecha, el equipo ha avanzado con un ritmo aceptable, pero aún queda un último paso, el de la mayoría de edad en el campeonato. Si se quiere aspirar a lo máximo, ahora es un buen momento para cambiar el ritmo.

El sprint hasta la mitad de Liga se inicia este viernes en Anduva y continúa, tras recibir al Alcorcón en el Tartiere, con las visitas a Valladolid y Fuenlabrada. También hay cita copera a domicilio, esta en Mallorca, para medirse al Andratx.

Para confiar en el papel del Oviedo en estos cuatro duelos fuera de casa está la imagen acumulada durante el curso. Porque el equipo de Ziganda ha tratado de disipar las dudas que crea en el Tartiere, pero las actuaciones como visitante sí han dejado la sensación de que el equipo puede competir en cualquier escenario.

Hasta en los partidos en los que no ha estado tan fluido ha logrado sumar. Le pasó recientemente en Leganés, por ejemplo, un 0-0 en el que los locales fueron mejores pero que el Oviedo supo cerrar con trabajo gremial y la actuación más destacada de Femenías esta temporada. En Zaragoza, por ejemplo, el equipo tampoco brilló. Pero no se puede decir que aquel 0-0 peligrara en ningún momento. Está el caso de Ibiza, también. En la isla, el Oviedo desapareció durante parte del choque, pero regresó espoleado por los cambios y cerca estuvo de quedarse con los tres puntos. La conclusión es la misma en cada encuentro fuera de casa: el Oviedo siempre ha optado a la victoria.

La primera prueba antes del final de 2021 lleva al Oviedo a Anduva, donde el Mirandés no anda especialmente fino esta temporada. El estadio rojillo está lejos de ser un fortín para los de Miranda de Ebro. De los 9 partidos que el Mirandés ha jugado ante su gente ha perdido cinco. Nadie en Segunda colecciona más derrotas como local. El saldo total en Anduva es de 10 puntos tras 9 choques jugados: tres victorias, un empate y cinco derrotas. El Mirandés solo es el 17.º mejor local de la categoría. En sus últimos 7 partidos en casa, los castellanos han ganado uno, han empatado otro y han perdido los otros cinco.

Compartir el artículo

stats