Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El secreto del Mirandés, el rival del Oviedo esta noche: inexpertos y baratos

Es el segundo equipo más joven de la categoría y casi la mitad de sus jugadores están a préstamo de otros equipos | Once futbolistas que se foguearon en Anduva llegaron a Primera División

Letic y Arroyo, del Mirandés, en un partido de esta campaña. Mirandés

Se puede decir que el Mirandés es algo así como el Sevilla de Segunda División, pero inspirándose en el exitoso modelo de La Masía del Barça. Varios datos para poner en contexto esta afirmación explican cómo funciona el rival de esta noche del Oviedo en Anduva (21.00 horas, Movistar). Casi la mitad de los jugadores de la actual plantilla son cedidos:10 de 22. El equipo tiene la segunda media de edad más baja de la categoría (23,5), solo superado por el filial de la Real Sociedad (21,9). Va a entrenador por temporada y en cada curso se parte de cero, pero con la misma idea: un juego muy atractivo, en el que prime la verticalidad y el buen trato de balón.

Con esos mimbres y con el sigilo que permite Miranda de Ebro, una población de unos 35.000 habitantes sin la presión mediática que hay en otros clubes, el Mirandés ha logrado tener un sello propio en una categoría tendente a la veteranía y al juego cerrado como es la Segunda División. Se trata de un proceso para el que además no se necesita una gran inversión. El Mirandés destina a su plantilla actual 3,6 millones de euros y tiene un límite salarial de 5,7. El Oviedo, que no tiene sobrepasado dicho umbral, podría destinar 9,6 millones, cuatro veces más que los de Miranda.

El rival del Oviedo esta noche asumió un proceso de transformación desde su descenso a Segunda B, en la campaña 2016/2017. Hasta ese momento, la veteranía y la apuesta por jugadores vascos había sido la tónica habitual. El Mirandés hizo historia de esa forma en 2012, cuando alcanzó las semifinales de la Copa del Rey con el centrocampista Pablo Infante como estrella emergente. Con aquel descenso, todo cambió. La idea estaba caduca. El vallisoletano Chema Aragón llegó a la dirección deportiva e inició un cambio de modelo que perdura en la actualidad. “La apuesta por la juventud, en entrenadores y jugadores, no se negocia”, explican desde el Mirandés.

Y los beneficios son recíprocos. Porque al club le viene como anillo al dedo el citado modelo y son muchos jugadores los que utilizan el Mirandés como un trampolín a equipos con más aspiraciones. Lo demuestra una cifra: once futbolistas que jugaron en el Mirandés en las dos últimas campañas llegaron a Primera División. “Muchos jugadores se decantan por venir al Mirandés y desechan ofertas mejores porque saben que en lo deportivo es una oportunidad para crecer”, recalcan desde Anduva. Los jugadores que están a préstamo este año con los siguientes: Rodrigo Riquelme y Sergio Camello (Atlético de Madrid); Capellini y Marqués (Juventus de Turín); Imanol e Íñigo Vicente (Athletic de Bilbao); Anderson (Liverpool), Carreira (Celta de Vigo), Hassan (Villarreal) y Brugué (Levante).

El grueso de los fichajes, otras de las señas de identidad del Mirandés, suele llegar en los últimos días de mercado y los entrenadores cuentan con poco tiempo de adaptación. Los técnicos del Mirandés de los últimos cuatro cursos en Segunda también destacan por su juventud. Borja Jiménez (Dépor), Iraola (Rayo Vallecano), el asturiano José Alberto y ahora Lolo Escobar fueron los elegidos. Todos tenían en común su poca experiencia en la categoría.

El Mirandés actual atraviesa un momento dudoso tras un buen inicio de campeonato y buscará ganar al Oviedo para recuperar posiciones desde el decimosexto puesto. “El Oviedo maneja muchos registros y eso es lo que te hace ser competitivo. Se siente cómodo de muchas formas y te puede ganar a balón parado, en transición o en ataque posicional, pero también tiene sus problemas”, dijo ayer Lolo Escobar, el último técnico hasta la fecha de un modelo exitoso como el del Mirandés.

Compartir el artículo

stats