Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las opciones de ascenso del Oviedo acercan la renovación de Borja Sánchez

Los dirigentes del club miman al “10” carbayón e intentarán que siga en el equipo poniendo encima de la mesa un buen proyecto deportivo

Arturo Elías bromea con Borja Sánchez al final del partido ante el Leganés, con Luismi a la derecha. | Irma Collín

La industria de fútbol funciona así: cuando un equipo va viento en popa en lo deportivo todo lo de alrededor coge buen ritmo de forma natural. Se aprecia claramente en el Oviedo, de subidón desde hace un mes y con las miras puestas en jugar por fin el play-off de ascenso. Es el equipo más en forma de la categoría.

Y la buena salud del césped afecta directamente a las operaciones que están en marcha en los despachos. Una de ellas, la más prioritaria, es la renovación de Borja Sánchez, el jugador bandera del proyecto del Oviedo, que finaliza contrato en junio y ya tiene ofertas encima de la mesa de varios equipos muy interesados, tanto de Primera como del extranjero.

El “10” siempre ha repetido a sus cercanos y en sus comparecencias públicas que su prioridad es seguir de azul, pero la tardanza del Oviedo en acometer la operación ha provocado que su salida en junio sea a día de hoy una seria opción, lo que supondría un claro varapalo para el club.

El punto favorable para el conjunto carbayón, además de la voluntad de Borja, es en estos momentos la buena posición del equipo, con opciones reales de intentar el ascenso. “De un mes aquí han cambiado las cosas”, explican fuentes cercanas al Oviedo sobre el “caso Borja”.

Pocos se esperaban en la entidad el estirón de los del Cuco en este tramo final de Liga. Pero así ha sido. Y como el aspecto deportivo influirá de forma determinante en la decisión final de Borja, el momento actual acerca las posturas. Todo está parado a la espera del desenlace de la temporada.

El club sabe perfectamente que para que Borja siga es indispensable poner encima de la mesa un gran contrato –Borja tiene uno de los sueldos más bajos–, pero también un gran proyecto.

La segunda vuelta del Oviedo sitúa al club azul como un equipo atractivo que puede optar a regresar a la élite. El feeling ha mejorado, todavía no se vislumbra un acuerdo, pero sí se intuye un acercamiento notable de un tiempo a esta parte, coincidiendo con la buena marcha del equipo. También los dirigentes del club se han esforzado en los últimos meses en mimar al canterano. Arturo Elías, el máximo accionista, tuvo varias charlas con Borja durante su visita a Asturias, en la semana previa a jugar ante el Leganés. Incluso bromeó con él sobre la renovación.

Los miembros del consejo también mantienen una relación cercana con el atacante, “más motivado que nunca” con el momento del equipo. Ascender con el equipo de su ciudad sería un sueño cumplido para un jugador que se fue a la cantera del Real Madrid y volvió para jugar en Tercera con el Vetusta y más tarde irrumpir y triunfar en el primer equipo. Mientras se intenta el ascenso, Rubén Reyes continúa con la operación encima de la mesa, que, como el futuro del equipo, ya se ve mucho mejor.

Compartir el artículo

stats