Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coraza como la del Cholo: solo el Atlético recibe menos disparos que este Oviedo

Los azules lucen números defensivos: son los terceros en el fútbol profesional que más veces han dejado su puerta a cero

Joan Femenías, portero del Real Oviedo, ayer en El Requexón MIKI LOPEZ

Están Calvo y Costas, defensas con escudo. Los laterales cierran con eficacia antes de incorporarse al ataque. Tienen claro las prioridades. Está Luismi, también, encargado de la intendencia. Todo debe estar en su sitio. Y si los sistemas de seguridad son sorteados, queda el recurso de los reflejos de Femenías. Salvavidas, en muchas ocasiones. En realidad, los delanteros son los primeros en ponerse el mono de trabajo. En el credo del Cuco, defender es el primer mandamiento. Y en el presente curso, el que tiene al Oviedo más cerca de la máxima categoría de los últimos 20 años, la coraza es el bien más preciado.

Los azules solo han recibido 34 tantos en lo que va de competición, después de 39 partidos disputados. Un dato que supone una pista interesante sobre el trabajo bien diseñado en el laboratorio de El Requexón. De hecho, solo Tenerife (31 dianas en contra) y Almería (32) lograban antes de la disputa de la actual jornada superar a los azules en toda la Segunda División. Femenías aún está en posición de disputar el “Zamora”, galardón al portero menos batido, en las tres fechas que restan para la conclusión del campeonato.

Hay muchos elementos que sirven para resumir la mejora azul atrás esta campaña. Están los nombres propios, por supuesto. Hacía mucho tiempo que el Oviedo no contaba con dos centrales tan eficaces como Costas y Calvo. Nadie mejor que ellos para condensar las bondades de la zaga del Cuco. Pero el resultado parece más bien una consecuencia del trabajo coral.

A los rivales les cuesta un mundo llegar al área azul. Femenías es el portero con un trabajo con menos riesgos en Segunda. En lo que va de campaña, los azules solo han recibido 122 disparos sobre su meta. Es decir, 3,13 por partido. En todo el fútbol profesional, Primera y Segunda, solo hay un equipo que mejore los datos del conjunto carbayón: el Atlético de Madrid del Cholo.

El conjunto de Simeone ha recibido 100 disparos a puerta en los 36 choques disputados hasta ahora en Primera: 2,78 por encuentro. Oblak es el único meta mejor protegido que Femenías. Les sigue de cerca el Almería y el Leganés (ambos con 3,23 tiros en contra por cita), el Sevilla (3,28) y el Barça y la Real Sociedad (3,30).

La solidez de los azules ha ido en aumento a lo largo del campeonato. En las últimas fechas, los de Ziganda han logrado minimizar las delanteras rivales. En la magnífica racha de 7 triunfos y dos empates, la que le ha aupado hasta la zona de play-off, el Oviedo ha recibido 18 tiros a puerta de sus enemigos. Es decir, solo dos por encuentro.

Hay más índices en los que destaca el trabajo de Ziganda. Por ejemplo, en el de ocasiones en las que el equipo ha dejado su puerta impoluta. 16, en el caso del Oviedo. Solo hay dos conjuntos del fútbol profesional que le supere en número: la Real Sociedad lo ha logrado en 20 citas y el Huesca en 17.

Una defensa inamovible

Ziganda ha ido probando sus piezas a lo largo de la campaña, pero en la defensa ha tenido algunas cosas claras desde el primer día. Que Femenías era su elección para la meta quedó conciso desde la jornada inaugural. Y el técnico mantuvo su confianza incluso en las etapas de más dudas.

Algo similar sucede con los centrales: Costas y Calvo son dos de las mejores noticias de este curso. Ni Arribas en la primera vuelta ni Tarín, que cumplió con nota cuando se le requirió, han logrado reemplazarles. Cornud es el dueño de la izquierda, aunque Mossa también ha tenido su hueco. En la derecha sí ha existido más alternancia. Lucas ha gozado de más confianza, pero con la lesión del canterano es Isaac el que suma en los momentos trascendentales.

Compartir el artículo

stats