Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Ángel Ziganda. Entrenador del Real Oviedo

“No nos tiene que afectar saber los resultados de los demás”

“Los buenos números en la defensa tienen mucho que ver con el compromiso, el esfuerzo y la disposición; todos contribuyen”

José Ángel Ziganda. | Miki López

Sosegado y analítico, Ziganda tiene detalles del clásico entrenador británico, siempre atinado en sus comentarios vayan bien o mal las cosas. Por eso, sorprende aún más su reflexión cuando se le pregunta si este fin de semana verá los choques de los rivales del Oviedo por el play-off. “No, no los voy a ver en directo. Si estoy en casa, haré zapping… Pero no quiero que me salga la vena de hincha”, esgrime. Cuesta imaginarse al Cuco, en zapatillas, vociferando a la tele puesto en pie en el sofá. Reclamando una tarjeta aquí o un cambio allá. Sufriendo por un equipo que no es el suyo. Pero esto es mayo. La Liga asfixia en las jornadas finales y cualquier detalle cuenta. De ahí que, en la intimidad, a todos les afecten los nervios.

Así que Ziganda se toma las cosas con algo de distancia. “Prefiero estar haciendo otras cosas”, dice sobre los duelos de Girona, Ponferradina y Las Palmas, los otros equipos que avanzan en un suspiro con el Oviedo.

Jugar de lunes supone para los azules una molesta fecha en el calendario, lo que afectará seguramente a la asistencia al Tartiere. También, actuar siendo consciente de los resultados del resto de equipos. ¿Presión añadida? “Quiero pensar que no. Sí que es raro jugar el lunes, pero no nos tiene que afectar saber los resultados de los demás”, contesta el entrenador. “La semana se hace más larga, más aún a estas alturas, pero también contaremos con más tiempo para entrenar y para recuperar. Hay que adaptarse”, añade.

El horario del choque supondrá, además, que el Zaragoza salte al terreno de juego con la salvación en el bolsillo: “Para ellos será un alivio, supongo. Pero nosotros hemos tenido en los últimos años partidos en los que no nos jugábamos nada y planteamos problemas a los rivales. En Elche, por ejemplo, nos ganaron en el minuto 80 y sufriendo. Me imagino un partido competido. En el Tartiere hemos tenido varios partidos que ganamos por más de un gol, algo que no es normal en la categoría”.

El Oviedo defiende su posición de privilegio con una propuesta que, a estas alturas, es más que reconocible. Todo empieza en la zaga, la piedra angular. Femenías es el tercer portero menos batido y el equipo es el que menos disparos a puerta recibe de la categoría. Ziganda desvela que “no he cambiado nada en el día a día respecto a las temporadas anteriores. La estructura es parecida; han cambiado nombres y llevamos más tiempo, así que se van consiguiendo automatismos, y ajustas algunas cosas. Pero la defensa tiene mucho de compromiso, esfuerzo y disposición. Todos contribuyen”, analiza.

Lucas, única ausencia. Solo el lateral, que sigue recuperándose de su rotura de fibras, está descartado. Hay futbolistas con molestias, con la gasolina justa y con necesidad de dosificar esfuerzos en el día a día, fruto todo de ello de una competición extenuante. Pero todos al margen de Lucas están disponibles para el choque de mañana ante el Zaragoza.

“¿Mi futuro? No pierdo ni un minuto”


A tres jornadas del final de la competición, el Oviedo se juega todo. El ascenso a Primera División, el premio más gordo, está más a mano que nunca en los últimos años. El Oviedo defiende su posición de privilegio y Ziganda no quiere ningún tipo de distracción en su camino. Ni siquiera las que apuntan a su futuro de cara a la próxima temporada. “¿Que si he hablado de la renovación? La primera referencia al tema es esta pregunta”, contesta Ziganda en la sala de prensa antes de justificar su postura: “El objetivo es tan bonito e ilusionante que no perdemos ni un minuto en otras cosas”. No es novedad en la forma de proceder de Ziganda que encara su tercer reto con el Oviedo. Llegó en la recta final de la 2019/20 con el objetivo de salvar al equipo. Y renovó otro año, gracias a la cláusula de prorrogar la relación en caso de salvación de los azules. La temporada 2020/21 fue menos exitosa pero su vinculación se prolongó otro curso más. La renovación llegó ya con la temporada finalizada. Aunque se barruntaba el acuerdo, el Oviedo hizo oficial que el Cuco seguía el 10 de junio de 2021. El técnico siempre se ha considerado partidario de esperar a la conclusión de la campaña antes de negociar qué hacer en el futuro. Su postura cobra más fuerza aún esta campaña, en la que a día de hoy se desconoce en qué categoría militará el Oviedo en la 2022/23.

Compartir el artículo

stats