Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una mano que puede valer un play-off: los cálculos del Oviedo para amarrar la promoción

La parada postrera de Femenías permite al equipo azul meterse entre los seis primeros si al menos suma 4 de los 6 puntos en juego

Los jugadores del Oviedo y del Zaragoza, tras el partido del lunes. | Luisma Murias

Un torrente de sentimientos encontrados recorrió el cuerpo del oviedismo durante los 90 minutos de montaña rusa emocional que se cerró con un empate a tres ante el Zaragoza. Las tablas dejan la moral algo tocada pero, desde el punto de vista estrictamente práctico, el punto le permite a los azules seguir en la pomada. El 3-3 tiene, en todo caso, la consecuencia directa de simplificar las cuentas: el Oviedo tiene que sumar 4 puntos de los 6 que restan para estar en play-off. Todo lo que no sea cazar ese botín complicaría de forma considerable las opciones de estar en la promoción de ascenso.

Y el Oviedo llega con las opciones intactas por una acción postrera en la que al Tartiere se le heló la sangre. El grito de angustia que precedió a la mano salvadora de Femenías ante Vada, en la última acción del choque, es el balón de oxígeno al que se agarra ahora el equipo de Ziganda. “Vi que se filtraba el pase y ahí en el mano a mano me siento poderoso y decido achicarle”, explica con sencillez Femenías.

Pero el éxito de la aventura depende de lo que suceda el sábado (22.00 horas) en Las Palmas. El Oviedo aprovechó la antepenúltima jornada para escalar una posición. Es ahora quinto, con 65 puntos en su casillero. Girona y Las Palmas le persiguen, con 64. La Ponferradina, 63, trata de mantenerse al acecho desde el octavo puesto. Sumar 4 puntos asegura matemáticamente el play-off de los azules. De sus perseguidores, solo el Girona podría superar los 69 con los que finalizarían los azules. Un pleno de la Ponferradina le pondría en 69, con el goal-average a favor de los del Cuco.

Una derrota en Las Palmas complicaría sobremanera el objetivo. Los 68 puntos, al contrario de lo que sucedía en anteriores cursos, no asegura el éxito. Si se impone el sábado, Las Palmas superaría a los azules y, además, tendría el goal-average a su favor. Al Girona, que le tiene ganado el duelo particular al Oviedo, le valdría con sumar 4 de los 6 puntos que le restan para mejorar a los azules. La Ponferradina aspira también a acabar con 69 si gana los dos duelos que le quedan. Es decir, perder en Canarias obligaría al Oviedo a ganar al Ibiza y a esperar fallos en dos de sus tres rivales por el play-off. También entran en juego los contendientes de los aspirantes al play-off más caro de los últimos tiempos. Tras visitar a Las Palmas, los azules cierran la Liga ante un Ibiza sin nada en juego. Los canarios visitan al Sporting en la 42.ª fecha: los rojiblancos certificarían su permanencia si ganan este sábado en Fuenlabrada.

Para Girona y Ponferradina, el calendario ofrece una cara, a priori, más amable. Los catalanes reciben al Mirandés y despiden la fase regular en Burgos. Ninguno de los dos tiene opciones clasificatorias importantes. Los bercianos reciben al Leganés y visitan el último día a un Amorebieta que quiere agarrarse a sus opciones de vida, aunque navega ahora a cinco puntos de la salvación.

“Lo de Las Palmas es una final”, concede Femenías. “Estamos peleando por devolver al Oviedo a Primera División. Es el momento de soñar y de creer. Estar en un equipo donde siempre se da el cien por ciento, donde los jugadores se dejan el alma, es sinónimo de éxito”.

Las Palmas quiere llenar su estadio. El objetivo también está claro en el lado insular: ganar al Oviedo les daría plaza de play-off antes de la última jornada. Y en su intento por sumar esfuerzos, quiere añadir fuerza desde la grada. Por eso ha lanzado una promoción de entradas a precios reducidos con el objetivo de llenar el estadio. El primer día vendió más de 5.000 y ayer también se vieron colas.

Compartir el artículo

stats