Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo, fábrica de fichajes: 85 incorporaciones desde el ascenso

El equipo azul lleva 85 incorporaciones desde 2015 y solo el 29% duraron más de una temporada en el club | Tito Blanco prevé hacer pocos movimientos

Casualmente (o no) el verano más tranquilo que el Oviedo vivó en los últimos años desembocaría después en la peor temporada deportiva en esta etapa. Era 2019 y el equipo azul solo firmó a cinco jugadores. La sequía era vista por aquel entonces como algo positivo que conllevaba la promoción de varios jugadores del Vetusta. Los Lucas, Borja, Jimmy y compañía. La temporada acabó en salvación agónica, covid mediante, con dos directores generales, dos directores deportivos y tres entrenadores en solo un año. Hoy, un miembro del club que se mantiene todavía en la entidad, dice que aquello “no fue lo adecuado porque no hubo equilibro”, pero recalca que tampoco se puede armar un proyecto “firmando a quince jugadores cada año”.

De momento, en el equipo azul van 85 incorporaciones en las últimas siete temporadas. A 12 por curso desde el ascenso a Segunda, en 2015. La cifra es similar a la de otros conjuntos de la categoría, pero el equipo azul tiene de especial un dato: la mayoría de las incorporaciones solo estuvieron una temporada en el club.

Sin tiempo para asentarse a largo plazo, más de la mitad hacía las maletas tras solo una temporada. En las últimas temporadas (sin contar la que acaba de concluir, con todo el mercado por delante), solo el 29% de los fichajes se quedaba más de un año. Es una de las anomalías que el Oviedo intenta corregir ya en los últimos años. El plan es crear patrimonio a través de jugadores que se estabilicen.

De ahí las apuestas de Rubén Reyes del verano pasado, con contratos de al menos dos temporadas y la mayoría en propiedad. Borja Bastón, Dani Calvo, David Costas. A ellos se les pone como ejemplo en el club de lo que son buenas incorporaciones, aunque el riesgo es que haya ofertas y salidas no previstas.

Este año, con Tito Blanco al frente de las operaciones, las previsiones en el club pasan por tener un verano corto, con los fichajes justos y necesarios debido al estrecho límite salarial que se calcula en la entidad carbayona. Las prioridades del director deportivo pasan por fichar un centrocampista, un hombre de banda y un central, aunque hay otras posiciones como los laterales que se deberían reforzar en base a posibles salidas. El número de bajas influirá en el total de los fichajes. No obstante, no se calculan más de 10, por debajo de la media de los últimos años.

Echando la vista atrás, el curso con Fernando Hierro al frente del equipo sigue teniendo el récord de incorporaciones, con un total de quince. Solo tres de aquellos fichajes siguieron en el club, ejemplo de lo que no quiere el Oviedo. El curso pasado se sitúa por detrás en el ranking de veranos con más movimiento, con 14 caras nuevas contando los dos mercados. Es el mismo número que en la campaña 2017/2018, que destacó por incorporaciones extranjeras.

Después se sitúa la 2015/2016 con 12, la 2018/2018 con once, la 2019/2020 con 10 y la 2020/2021, con 9, la mayoría cedidos de ellos cedidos.

Compartir el artículo

stats