Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo se marca el reto de volver a superar los 20.000 abonados

El club azul es consciente del éxito de la segunda vuelta, cuando se bajaron los precios, y escuchará las peticiones de las peñas

Afición del Oviedo en el Tartiere LNE

No solo Tito Blanco hace números en el Oviedo para fichar a éste o aquel jugador. En las oficinas del Tartiere hay una consigna desde el buen final de Liga que protagonizó el equipo, con una racha sensacional y un gran ambiente en el estadio.

El objetivo es mantener la ilusión después de la marcha de Ziganda y el adiós de Rubén Reyes. En el club creen que es posible. De hecho, hay un reto que se comenta en privado de cara a la 22/23: volver a superar la barrera de los 20.000 abonados, un hito que solo ha sido posible en tres temporadas a lo largo de toda la historia del Oviedo, todas en esta última etapa en Segunda División. Para lograr el reto será fundamental la nueva campaña de abonados que prepara la entidad, asunto a menudo polémico entre el oviedismo.

El club ya trabaja en ella, pero todavía no hay una fecha aproximada de lanzamiento. Como siempre suele suceder, los rectores del club en la ciudad se ocuparán de diseñar la campaña y antes de su lanzamiento debe pasar por el filtro de Arturo Elías, máximo accionista.

El club, entre bambalinas, asegura haber tomado nota de lo sucedido el curso pasado, con un notable éxito en la campaña de la segunda vuelta tras la reducción de precios. En verano se optó por congelar los precios por segundo año consecutivo y no fue hasta invierno, tras la citada bajada y varias promociones puntuales, cuando se mejoró el ambiente. De hecho, la asistencia al estadio fue mejorando en 2022 a buen ritmo, aunque se quedó finalmente en algo menos de 11.000 espectadores, por debajo en todo caso de lo esperado.

Con esta situación, sobre la mesa está una posible bajada de precios, la eterna petición de las peñas, que el club estudiará, aunque en ningún caso está garantizada. Federico González y David Mata son los principales responsables del diseño de la campaña. En las próximas semanas está prevista una reunión entre miembros del club y la Asociación de Peñas (Aparo) en la que se estudiarán las peticiones de los aficionados. La creación de un carné familiar, hacer abonos más diferenciados y repetir el carné para los peñistas que están en el listado de la Aparo, que ayer organizó una reunión de sus asociados para debatir la situación del club y la cuestión de los precios, son algunas de las ideas que está estudiando la entidad azul.

El reto del Oviedo, superar la barrera de los 20.000, es ambicioso, pero no imposible. La entidad ya lo consiguió en la campaña 2017/2018 con 20.796 fieles, el número más alto. En la siguiente fueron 20.046. Desde entonces, y ya antes de la pandemia, el Oviedo empezó a sufrir una caída importante de socios que se ha empezado a recuperar. El curso pasado acabó con 18.362, casi mil más que la temporada anterior.

Compartir el artículo

stats