Lucas Ahijado, lateral del Oviedo, valoró ayer la temporada del equipo y dijo que su sueño para el curso que viene es “que lo que pasó en el último partido (la celebración de un supuesto play-off) sea verdad”. El ovetense recalcó que la temporada fue “intensa, complicada y acabó con tristeza”.