Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pachuca se presenta en sociedad: “Debemos ser guardianes del oviedismo”

Jesús Martínez y sus hombres se reúnen con diversos estamentos del club azul para transmitirles un mensaje ambicioso

Calvo, Nadal, Jimmy, Aboumrad, Jesús Martínez, Bastón, Bolo, Peláez, Tito y Jesús Martínez hijo, en el acto. Real Oviedo

El encuentro, en el antepalco del Carlos Tartiere, reunió a diversas personalidades del oviedismo. Desde los socios más antiguos, a los jóvenes capitanes de las categorías inferiores, pasando por integrantes del Genuine, peñistas patrocinadores y veteranos. La idea era que Jesús Martínez, presidente de Pachuca; Martín Peláez, nuevo máximo dirigente del Oviedo, y el resto de expedición mexicana tendiera los primeros puentes.

Entre los presentes, también los capitanes de la primera plantilla y su entrenador. “Estoy enojado contigo, Borja: ayer te pusiste nervioso al definir”, le dijo con una sonrisa en el rostro Jesús Martínez a Bastón, que abrió la lata de la pretemporada ayer en Avilés. Con Bolo, otra anécdota. El técnico le entregó al máximo accionista unas gafas azules, como las que él emplea. “Me dijo que si renovaba a Borja y fichaba a Marcelo Flores, me las regalaba”, le explicaba Martínez a Bastón en presencia del técnico.

Jesús Martínez, con las gafas de Bolo. R. O.

También tuvieron tiempo los representantes mexicanos de conocer de cerca a los más veteranos. En un lugar preferencial, Juan Serrano, Chani, soció número 1. Abonado desde 1940, aunque él se encarga de matizar que en realidad fue antes, pero no había registro por entonces. “Vengo a felicitarle, ¡pero si está usted entero!”, se aproximó Martínez. Serrano mostró su satisfacción por el encuentro: “Me dijo que en sus otros equipos había logrado el ascenso a Primera. Y yo le contesté que no me había podido dar mejor referencia”.

Al final del acto, Martín Peláez se hizo con el micrófono para lanzar unas breves consignas. “Pachuca llega a Oviedo para trabajar y caminar de la mano de todos ustedes. Esta es su casa”, señaló hacia los presentes. “Debemos ser todos guardianes del oviedismo”, cerró su intervención tras los agradecimientos a los que habían hecho posible su llegada a la presidencia del Real Oviedo.

Compartir el artículo

stats