Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María Siegrist | Fichaje del Real Oviedo Femenino

"Asturias en mi segunda casa; tenía muchas ganas de jugar aquí"

"Creo que puedo aportar, sobre todo, polivalencia y experiencia al Oviedo; me siento en un punto de maduración perfecto"

María Siegrist, en un entrenamiento. | Real Oviedo Femenino

El currículum de María Siegrist (Lérida, 29 años) es tan rico como variopinto. La nueva jugadora del Real Oviedo ha tocado todos los palos. Emigró muy joven a Estados Unidos, debutó en Primera con el Espanyol, pasó dos años jugando al fútbol sala y ahora llega a Asturias tras una aventura en el Lugano suizo.

–¿Cómo empezó a jugar al fútbol?

–Empecé jugado con mi familia. Estábamos siempre con el balón. Me apunté a jugar en categoría escolar, al equipo de fútbol sala. Luego ya pasé al Lleida, el equipo de mi ciudad, y me marché a Estados Unidos a estudiar y seguir jugando. Cuando volví a España quise continuar en el fútbol.

–¿Qué le aportó su época en Estados Unidos?

–Aprendí mucho. Tienen una mentalidad distinta, son muy ambiciosos. Me encanta, además, su sentido de la comunidad. Mi experiencia allí fue fantástica.

–¿Por qué pasó del fútbol sala al fútbol once?

–Jugando en escolares, en pista, me enfrenté a un equipo cuyo entrenador dirigía también a un equipo de fútbol femenino de Lleida. Yo era la única chica del equipo, así que conocer a ese entrenador me dio la oportunidad de seguir jugando.

–¿Cómo fue su semana a prueba en el Real Oviedo?

–¡Muy bien! Asturias en mi segunda casa. Aquí tengo mucha familia: vengo cada año desde pequeña. Tenía muchas ganas de jugar aquí. Me he sentido muy a gusto tanto en la ciudad como con el equipo; las sensaciones son buenísimas.

–¿Qué significa para usted jugar en Asturias?

–Me da un extra. Salir a jugar y saber que tu familia está cerca es muy especial. Mi abuelo, que en paz descanse, se sentiría muy orgulloso; estoy segura de que ha ayudado desde el cielo a que esté en el Real Oviedo.

–¿Qué le convenció para unirse al Oviedo?

–Su propuesta deportiva y estar cerca de mi familia. Estoy deseando comprobar a dónde podemos llegar todas juntas.

–¿Conocía personalmente a su entrenador, Álex Rodríguez?

–No. De momento, mis sensaciones son muy buenas. He aprendido mucho de él estas dos semanas. Tenemos un entrenador de muchísima calidad.

–¿Qué espera conseguir esta temporada?

–Soy muy competitiva, tengo altas expectativas. Sé que para que vaya bien tenemos que ir semana a semana. De momento, estamos centradas en la pretemporada, que es muy importante, y luego ya iremos perfilando objetivos.

–¿Cuáles son sus puntos fuertes como jugadora?

–Creo que puedo aportar, sobre todo, polivalencia y experiencia. Llevo muchos años jugando y me siento en un punto de maduración perfecto. Gracias a ello tengo una flexibilidad en mi juego que me permite adaptarme a distintas posiciones.

–Remarca su polivalencia, pero ¿en qué posición se siente más cómoda?

–Mi posición natural es la de mediapunta, pero me siento igual de bien en banda o de delantera. En cualquier caso, soy una jugadora ofensiva; me gusta ser vertical, combinar, hacer paredes… atacar, en definitiva.

Compartir el artículo

stats