Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desorden que alejó al Oviedo del triunfo: los datos que explican la derrota

La mala ejecución de la presión, mejorada tras el descanso, permitió al Andorra alcanzar un llamativo 86% de pases buenos en el campo rival

Borja Sánchez cae al suelo ante la presión de Petxarroman, con Aceves y Bolo atendiendo a la escena. | Irma Collín

Bolo atendía a la escena incrédulo desde la banda. Algunos futbolistas saltaban a la presión mientras otros replegaban filas. Un desorden que, para un equipo como el Andorra, que trata de dañar al rival con la posesión, es una invitación a crecer en el partido. El Oviedo mostró en la primera parte de su estreno liguero una imagen desordenada, lejos además de las intenciones que pregona su técnico, que quiere un equipo que vaya a por el rival, que incomode desde el saque inicial. Pero la puesta en escena se alejó mucho del guion ideado y, aunque se corrigió al descanso, el Andorra siempre estuvo vivo, esperando su oportunidad. El desenlace fue cruel para el Oviedo en un partido que, por méritos, no mereció perder. Pero fue la consecuencia de una presentación en el campeonato lejos de lo esperado para un equipo candidato a grandes cosas.

La sensación fue la de un Oviedo pobre, aunque mejorado en la segunda parte. Así lo reconoció Bolo, y los datos se encargan de confirmarlo. El desorden a la hora de buscar al rival hizo que este acunara la posesión sin apenas apuros. Así se explica que el Andorra acertó el 87,7 por ciento de los pases, un índice muy superior al 77,1% que mostró el Oviedo que, aun sin estar especialmente hábil, sí mejoró en este aspecto su media de envíos del pasado curso, cuando acertaba el 76,5% de los mismos.

Pero hay otro detalle que muestra dónde se debilitó el equipo de Bolo: en su fase defensiva. El índice de aciertos en el pase de los de Sarabia en el campo del rival se elevó hasta el 85,9%. Para poner en contexto este dato, un ejemplo: el año pasado, el equipo que promedió un mejor porcentaje de envíos buenos en el terreno del contrario fue Las Palmas, con 76,6%. Muy inferior a lo que mostró el sorprendente Andorra en el estreno del Tartiere. Es más, desde 2015, no ha habido en Segunda ningún equipo que haya promediado durante una temporada completa una cifra cercana a la mostrada por los de Sarabia el domingo.

El desorden que alejó al Oviedo del triunfo

El mejor posicionamiento de los andorranos se intuye en otro dato: los visitantes, bien plantados, fueron dueños de los balones perdidos y se impusieron en más duelos que su rival: 53 ganados contra los 49 del Oviedo.

Sí consiguió corregir Bolo las cosas tras el paso por los vestuarios. A partir de entonces se vio a un Oviedo más coordinado, más incómodo para un Andorra que con el paso de los minutos fue dando pasos hacia atrás. Y los azules gozaron de opciones, sobre todo en el tramo final, para desequilibrar el partido, pero esa falta de puntería es la otra razón de peso que explica el inicio en falso. El Oviedo disparó en 8 ocasiones y el Andorra en 5. Solo uno acertó: a los 95 minutos, sin dejar a su oponente capacidad de reaccionar.

Los protagonistas

El mal funcionamiento gremial explica gran parte de la derrota, pero también pueden encontrarse errores individuales, algo que puede entenderse a estas alturas de temporada. Uno de los que no tuvo su tarde fue Luismi. Nunca se le vio cómodo sobre el terreno de juego, tarde en la presión e impreciso en los pases. Llama especialmente la atención este segundo aspecto. El pivote solo acertó el 71,4% de los envíos, muy lejos de su rendimiento normal. La temporada pasada, el andaluz fue el futbolista azul con mejor porcentaje de envíos acertados, el 83,6%.

Tampoco es que los datos de Rama le salvaran de la quema. El gallego acertó el 72,7% de los envíos, cuando la temporada pasada ofreció un 83,3% de pases buenos. Un pivote siempre debe ofrecer una mayor fiabilidad en el trato de la pelota.

Entre los datos positivos individuales, los laterales: Aceves fue el que más intentó centros al área (5) y Lucas, el que mejor índice de duelos ganados ofreció, 85,7%.


Compartir el artículo

stats