Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marcelo apunta al once del Oviedo por la lesión de Borja Sánchez

El mexicano, que aportó frescura ante el Andorra, podría ser un revulsivo

Marcelo Flores, en el Carlos Tartiere, con la camiseta del Real Oviedo.

Se avecinan cambios en el once titular del Real Oviedo. Como el propio Bolo confirmó en la rueda de prensa previa al partido, la posibilidad de modificar el 4-4-2 que puso en escena ante el Andorra está muy presente y no descartó que este domingo ante el Leganés su equipo formé en un 4-2-3-1, ya que "en pretemporada fue el sistema que más utilizamos". Y con Borja Sánchez lastimado, Marcelo Flores, que entró como revulsivo en la segunda parte en la primera jornada, apunta a la titularidad.

El canterano azul, recién renovado, es duda para medirse a los pepineros, aunque todavía no está descartado. "Tiene molestias, Borja no pudo entrenar ayer (por el jueves) por un golpe recibido en la primera parte del lunes. Le hemos hecho unas pruebas y hay que esperar sensaciones. Hoy (por ayer) trabajará algo, pero no al 100%, habrá que esperar a mañana (por hoy) para tomar una decisión", apunto Bolo con prudencia.

La ausencia de Borja Sánchez abre las puertas de la titularidad de par en par a Marcelo Flores. El mexicano, fichaje estrella de este verano que llegó gracias a la intervención del Grupo Pachuca en las negociaciones, dejó una muy buena impresión en su debut en el coliseo ovetense. A pesar de que salió desde el banquillo, en la más de media hora que estuvo sobre el terreno demostró todo el desparpajo que le caracteriza, pidiendo mucho balón y siendo atrevido a la hora de encarar a los rivales. Aún se le nota que está un poquito verde, sobre todo a la hora de absorber los contactos de sus rivales, pero el mediapunta arrancó su primer partido con la camiseta azul demostrando por qué es una de las grandes esperanzas del fútbol azteca.

"Marcelo Flores aportó frescura y valentía ante el Andorra, puede ser una opción, pero hay más jugadores. Están Sangalli o Abel Bretones, que está haciendo una gran temporada y está entrenando a muy buen nivel. Hay que esperar para tomar una decisión, que esperemos que sea la mejor", comentó Bolo, que no quiso asegurar la titularidad a ninguno de sus hombres. "Algún cambio habrá en el once, porque tenemos bajas seguras entre lesiones y dudas. Enrich está sancionado. Todavía quedan un par de entrenamientos y le estamos dando vueltas, veremos quiénes pueden jugar y después decidiremos", explicó.

A pesar de las cautelosas palabras del técnico vasco, todo hace indicar que el mexicano parte con cierta ventaja respecto a sus competidores. Como se vio en pretemporada, el futbolista norteamericano puede verse muy beneficiado por el cambio de esquema que mencionó Bolo. Ante el Burgos se pudo ver que su mejor posición está caído a la izquierda, con un hombre a pocos metros suyos para poder tirar paredes con las que explotar su velocidad al espacio. Otra opción podría estar en colocarle por debajo de Borja Bastón, pero, como se desprendió de los últimos entrenamientos, esta no es la mejor posición para el azteca, ya que sufre a la hora de jugar de espaldas y a la hora de enfrentarse a defensores muy corpulentos, como por norma general son los jugadores que juegan como centrales.

Bolo tampoco quiso descartar el debut de Montoro en el once titular del domingo. "Montoro llegó más tarde que sus compañeros después de unas vacaciones largas. Hay que tener paciencia porque sabemos que es un jugador determinante, iremos valorando si darle más minutos o si ya puede ser titular, todo será consensuado con él para ver cómo se encuentra. No queremos arriesgar y provocar percances. Ayer estuvimos hablando un buen rato y le vi muy bien, está llamado a ser importante dentro de la plantilla, pero tenemos que valorarlo todo. Vamos a jugar la segunda jornada, no hay que tener prisas", comentó el técnico carbayón, que cuenta con las ausencias aseguradas de Costas y Miguelón por lesión. Además, Pomares ayer no se entrenó con el resto de sus compañeros, pero el vasco no descartó su presencia mañana.

Bolo pide confianza pese al palo inicial

«Ni cuando ganemos hay que cambiar o creernos los mejores, ni cuando perdamos tenemos que bajar los brazos o hundirnos. En esta vida hay cosas muy importantes por las que preocuparse, hay que ser responsables y trabajar al 200% para llegar de la mejor forma posible al partido». Así disipó Bolo las dudas que podría haber sobre la mentalidad de su equipo de cara al partido ante el Leganés. «Entiendo que un vestuario esté triste después de una derrota, pero incidimos mucho en que tenemos que seguir siendo los mismos. No podemos cambiar el carácter o la forma de trabajar, se trabaja mucho mejor con confianza y alegría», sentenció el técnico vasco.

Compartir el artículo

stats