Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cantera de Pachuca y la lupa de Orlegi: el análisis en los modelos de los dueños de Oviedo y Sporting

Los nuevos máximos accionistas de azules y rojiblancos han mostrado más similitudes que diferencias en sus estrategias de gestión los últimos años en México - "Jesús Martínez cuida la formación de jóvenes mientras que a Irarragorri le funciona muy bien el ‘scouting’", resumen los que han seguido sus métodos

Irarragorri y Martínez

Vaya por delante que ambos, Jesús Martínez y Alejandro Irarragorri, Pachuca y Orlegi, los dueños de Oviedo y Sporting, son pioneros en su país. Porque han instaurado un modelo exitoso que en México obtiene sus réditos. Por ejemplo, Pachuca fue el primero en introducir cláusulas para obtener un porcentaje de futuras ventas de sus jugadores formados y exportados a Europa. Lo hizo con Hirving Lozano. Orlegi, cuentan desde México, impuso en Santos la obligación a los futbolistas de desayunar y comer en la ciudad deportiva, una práctica hasta entonces inusual en los clubes aztecas. Son solo dos ejemplos aislados, dos pinceladas, de la filosofía de dos grupos empresariales que ahora llevan su rivalidad a Asturias y lo hacen con dos modelos con más similitudes que diferencias. Y en los que el elemento futbolístico es lo principal, pero no lo único. Hay mucho más.

Martínez, a la derecha, celebra una Liga de Pachuca.

El modelo deportivo: forjar futbolistas

Un punto de partida común: los dos miran por el futbolista joven. Por la formación. Ambos centran esfuerzos en la cantera. Tienen el mismo fin, aunque los caminos son algo distintos. Apenas matices. "Pachuca invierte mucho dinero en sus fuerzas básicas (categorías inferiores), cuida la formación de los jóvenes. En este aspecto, creo que Jesús Martínez es el mejor", señala René Tovar, periodista de ESPN a LA NUEVA ESPAÑA. A continuación, señala donde radica la fuerza de Orlegi: "A la gente de Irarragorri le funciona muy bien el ‘scouting’, la búsqueda de futbolistas prometedores fuera de México para formarlos y luego lograr ventas importantes". El ejemplo más claro de esta práctica: la cantidad de desembolsos millonarios que en los últimos años ha protagonizado América, uno de los clubes con más repercusión en la Liga Mx, para fichar futbolistas de Santos, propiedad de Orlegi. Parecido trasvase de talento es el que se ha visto entre Pachuca y Chivas.

Dávila, Elías e Irarragorri. Twitter

Irarragorri es el dueño en México de Atlas, además de Santos. Martínez domina Pachuca y León, además de Everton de Viña del Mar, en Chile. Los dos saben lo que es alcanzar las más altas cotas en la Liga Mx. Conocen el camino al éxito. Y este pasa por forjar talento.

"Quizás el modelo de Pachuca es más completo. Seguramente porque empezaron antes". Raúl Orvañanos, periodista de Fox Sports, coincide en la idea ya comentada: "Son parecidos: grupos exitosos, con títulos a sus espaldas y un dato relevante que no debe olvidarse, tratan de ganar dinero con el fútbol". Para Tovar, "Jesús Martínez sabe mucho de fútbol. No es un dirigente que esté ajeno a lo que pasa. Conoce el juego. A Irarragorri le funciona muy bien su equipo de trabajo: solo hay que ver la cantidad de jóvenes con proyección que han traído a México en los últimos años".

Orvañanos insiste: "Los dos tienen una especial sensibilidad con la formación de los jóvenes. Pachuca, además, desde muy pequeños les ofrece educación y formación. Cuida los detalles".

Los dos modelos deportivos han logrado el éxito sin paliativos. "Y lo han hecho con una novedad importante: desde instituciones que no son de las consideradas grandes en México. Han sabido competir contra clubes con más nombre", matiza Orvañanos. ¿Se puede esperar lo mismo en Asturias? "Están condenados al éxito. Los dos tienen dinero y conocimientos. Tengan en cuenta que el dinero que han invertido en las ampliaciones de capital allí (7 millones Orlegi y 3,4 Pachuca) es una inversión en un futbolista mexicano medio", subraya Tovar.

Inversión en infraestructuras

Siguiendo el guion marcado, todo pasa por el crecimiento a partir de la cantera. Orlegi lo tiene claro para el Sporting y planea una remodelación casi integral en Mareo. "Vamos a convertir la ciudad deportiva en un Mareo de élite", señaló Iraragorri recientemente en Gijón. La obra podría seguir los pasos de "La Academia", centro de alto rendimiento de 7 hectáreas de Atlas y en el que Orlegi ha invertido 15 millones de euros para modernizar la cantera.

Los hombres de Pachuca también tienen planes para una futura ciudad deportiva, aunque el proyecto aún está en una fase embrionaria, y ya en su estancia en Oviedo visitaron los terrenos de la Lloral, en San Claudio, como posible relevo de El Requexón. Desde México señalan a "La Esmeralda" como el ejemplo de la apuesta de Pachuca por las fuerzas básicas. Es el espacio donde se entrena el club León, una ciudad deportiva inaugurada en diciembre de 2021 que, además de todas las comodidades, cuenta con un huerto que cosechará 30 productos para el consumo de deportistas y un sistema de reciclaje de agua para el riego de sus campos.

"Estructuralmente, tanto Pachuca como Orlegi están por encima de los grandes en México. Y he visitado muchos centros deportivos en Europa y creo que también están por debajo", resume René Tovar.

David Guerra

Más que fútbol

La Universidad del Fútbol y Ciencias del Deporte es la joya de la corona de Pachuca. Algo de lo que Jesús Martínez saca pecho como si de un título deportivo más se tratara. Una iniciativa que, cuentan desde tierras aztecas, ha logrado revitalizar incluso a la ciudad. Y que, además, no es exclusivo de Pachuca. Con Everton de Chile, Jesús Martínez ha alcanzado acuerdos con dos universidades en Viña del Mar que permite que los chicos accedan a becas con una cobertura del 90% del coste. Gabriela Murguía, rectora de la Universidad de Fútbol, mantiene contactos con la institución académica asturiana para próximos acuerdos. La Universidad es la punta de lanza de una labor, la social, a la que Martínez le da una importancia sobresaliente.

Aparentemente, la labor de Pachuca en aquello que rodea al fútbol luce más. Orvañanos matiza: "Orlegi hace un trabajo social y cultural muy importante en México. Hasta en eso se parece a Pachuca". Tovar coincide: "Pachuca promueve más en los medios su labor en la sociedad, lo de Orlegi es más discreto".

La cantera de Pachuca y la lupa de Orlegi

Está labor más allá del verde del dueño del Sporting se pudo comprobar en octubre de 2021, cuando Orlegi recibió tres premios del Consejo de la comunicación en su entrega del "reconocimiento de Empresas Excepcionales". Uno de ellos, el llamado "apoyo y compromiso social", fue concedido por su labor ejemplar con sus empleados durante la crisis del covid19.

Para lograrlo, los dos son grupos que suelen encajar con el poder, dicen desde México. Se ha visto ya en Asturias. A su llegada a Gijón, en sus primeros pasos, Irarragorri estuvo acompañado de Ana González, alcaldesa de Gijón. Pachuca ya ha celebrado dos encuentros con Alfredo Canteli, primer edil de Oviedo. Quieren "ir de la mano".

Las desavenencias

Ser dos de los grupos más importantes en el fútbol mexicano le han hecho chocar en algunas ocasiones en defensa de sus intereses. La relación entre Martínez y Irarragorri se resquebrajó en octubre de 2017 cuando se negoció por los derechos televisivos de la selección mexicana. Jesús Martínez encabezó la alternativa a Televisa, que había tenido hasta entonces los derechos.

América Móvil, de Slim, estaba interesado en hacerse con la puja junto a la NBC. Pero la oferta fue ignorada y se renovó automáticamente el contrato con Televisa, de menor importe, ante el enfado de Martínez. Irarragorri formaba parte de la comisión de desarrollo deportivo, que debía negociar por los derechos. Hubo cruce de declaraciones y la relación ya nunca fue la misma.

Con la amistad ya lejana, en 2020 la abolición del descenso en la competición mexicana durante 6 años distanció aún más a los dueños de Oviedo y Sporting. Otra vez existía conflicto de intereses.

La inversión en Gijón y Oviedo une sus caminos en un destino, el fútbol europeo, que tanto Orlegi como Pachuca anhelaba desde hace años. Las referencias entre ambos están gobernadas por el respeto y la educación. Pero será el capítulo más especial de una larga historia de rivalidad entre dos modelos que, como explican los que han seguidos los caminos de ambos en el fútbol azteca, presentan más similitudes que diferencias.

Compartir el artículo

stats