Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vida sin Borja Sánchez

El "10" oviedista se sometió ayer a pruebas y a falta de conocer el parte médico podría estar un mes de baja

Borja, de rodillas en el césped del Tartiere, tras lesionarse ante el Ibiza. | | MIKI LÓPEZ

El Oviedo encara la semana más tensa en lo poco que va de temporada pendiente del estado físico de Borja Sánchez, el jugador bandera del proyecto azul. El ovetense se retiró lesionado ante el Ibiza en la segunda parte aquejado del aductor y, a falta de conocer el parte médico por parte del club, las primeras impresiones no han sido buenas. Borja fue sometido ayer a las pertinentes pruebas médicas y en la entidad se calcula que el ovetense podría estar de baja alrededor de un mes. Su ausencia se convierte en un contratiempo de primer nivel para Bolo, siendo el "10" titular indiscutible y hombre clave en su esquema de juego.

La vida sin Borja Sánchez

Además, la lesión del mediapunta se produce cuando el oviedista había logrado su mejor versión física después de haber empezado tarde la pretemporada mientras su futuro se resolvía en los despachos. El ovetense llevaba tres partidos seguidos de titular, aportando al ataque con un buen nivel. Se perdió el duelo ante el Leganés por unas molestias físicas y en el siguiente, ante el Racing, salió desde el banquillo. Desde entonces, había salido siempre de mano. Ante el Ibiza fue uno de los jugadores más destacados hasta el momento de su lesión. Borja notó un pinchazo en el aductor y, aunque siguió intentando trenzar jugadas pese a la molestia, acabó por sentarse en el césped y luego pidió el cambio.

La baja de Borja abre un "casting" para saber quién será el sustituto en la banda izquierda en el importante duelo ante el Lugo del domingo (16.15 horas).

A priori, según lo ensayado por Jon Pérez Bolo en El Requexón, hay dos opciones claras. La primera de ellas es la de Marcelo Flores, que perdió su puesto en el once con el sistema de dos delanteros. El mexicano se ubicó ayer en los ensayos en la izquierda, ensayando centros. Ante el Ibiza también se posicionó en el costado e intentó hacer peligro tirando diagonales hacia adentro. A favor del mexicano juega su efectividad a la hora de superar rivales: es el 16º de la categoría en regates completados por 90 minutos, según datos del portal especializado "dirfut".

La otra opción que parece tener Bolo para la izquierda es la del canterano Abel Bretones, que se perdió el último partido por ver la roja con el Vetusta. Bretones es un jugador muy del gusto de Bolo desde su llegada al Oviedo porque tiene un perfil demandado por el técnico y destaca en la facilidad para poner centros. Su candidatura tendría sentido en el esquema 4-4-2, para así surtir de balones a los delanteros, si no hay novedad Enrich y Borja Bastón.

Compartir el artículo

stats