Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jaime Álvarez Entrenador del Real Oviedo Vetusta

Jaime Álvarez, entrenador del Real Oviedo Vetusta: «Dije que no iba a mirar el DNI y así voy a seguir haciéndolo»

«Si al primer equipo le va bien y al filial no tan bien es una temporada para estar orgullosos del club; debemos nutrir a los mayores», confiesa el técnico

JAIME ALVAREZ, ENTRENADOR DEL REAL OVIEDO VETUSTA FERNANDO RODRIGUEZ

Jaime Álvarez (Oviedo, 1986) afronta su segunda temporada a las órdenes del Real Oviedo Vetusta. Tras un año glorioso, que tuvo su broche de oro con el ascenso a Segunda RFEF, este año la situación es diferente. El verano estuvo marcado por la salida de Javi Cueto, máximo estandarte del equipo, pero el técnico azul confía en la fuerza del grupo para solventar esta baja. Bajo sus mandos está una de las generaciones más talentosas que se recuerda, que este año se fogueará ante equipos de mayor entidad.

–¿Su tarea es más complicada respecto al resto al ser un equipo filial?

–No diría que es más complicada, es diferente. Ser un filial tiene sus ventajas y desventajas. Tenemos gente muy joven que no tiene la veteranía de ciertas plantillas, que se puede echar en falta, pero luego son chicos que entrenan con mucha calidad. Para mí su nivel de entrenamientos es mejor que el resto de equipos.

–¿Quiénes van a ser los pilares de su Vetusta?

–La base del año pasado sigue prácticamente igual. Antes dependíamos mucho de Javi Cueto para marcar, pero este año la plantilla está muy compensada, con dos futbolistas por puesto. El otro día tuvimos ocho bajas y apenas lo notamos. En el vestuario sí que habrá algún referente, sobre todo veteranos como Javi Moreno, René y Mángel, pero en el campo no creo que vaya a haber uno claro.

–Habla de Javi Cueto. ¿Cómo afecta al equipo su salida?

–Es una situación que se dio. Al final el año pasado hizo 22 goles y era algo que podía pasar. El club tuvo que salir a buscarle un sustituto, y tenemos a Mario Fuente, que está progresando mucho. Ahora tenemos tres delanteros de características diferentes, que no creo que metan los 22 goles de Cueto pero que nos pueden dar muchas cosas.

–Este año se estrena en Segunda RFEF. ¿Al subir el nivel competitivo va a seguir apostando por juveniles?

–Al llegar dije que no iba a mirar el DNI y así voy a seguir haciendo. Al final hay chicos que con 24 años no están preparados y otros que con 16, sí. El primer día contra el Compostela salimos con seis juveniles y dimos una buena imagen. No es cuestión de la edad de la plantilla, es de su rendimiento. No me voy a poner medallas por sacar muchos juveniles, para mí forman parte de la plantilla.

–¿Qué diferencias está notando respecto a la Tercera RFEF?

–Como fui futbolista hasta hace nada sabía que el cambio iba a ser grande. Los rivales son mejores, los campos también, y el estilo de juego del resto es más atractivo. Eso nos favorece, ya que ahora hay más espacio para decidir mejor. Además, este año va a haber ciertos momentos donde tengamos que sufrir, lo que va a ser un gran aprendizaje para ellos.

–¿Qué tal es tu relación con Bolo?

–Buena, tenemos una relación cordial. Somos dos personas de fútbol y sabemos lo que hay. Hay que tener en cuenta que tenemos una jerarquía, toda la primera plantilla está por encima del filial y nuestro objetivo es nutrir al primer equipo. Lo he dicho varias veces, si al primer equipo le va bien y al filial no tan bien es una temporada para estar orgullosos del club. Para nosotros lo importante es la formación de los jugadores.

–Pachuca presume de apostar mucho por su fútbol de cantera. ¿Nota la diferencia respecto a Carso?

–Nosotros al ser el equipo filial no lo hemos notado tanto, lo nota más la gente que está más cercana a ellos. Es un cambio que se acaba de dar y a nosotros nos trasmitieron que la cantera es muy importante. Tenemos todo su apoyo y estamos abiertos a los pasos que quieran dar.

–Conoce bien a Bretones, una de las grandes irrupciones de este inicio de temporada en el Oviedo. ¿Dónde cree que está su posición ideal?

–Quizás su posición ideal sea la de carrilero. Es un chico que se adapta muy bien a toda la banda. Como lateral tiene mucho recorrido, potencia y es difícil de desbordar. De extremo tiene muy buen centro y ataca con mucha facilidad el área desde banda contraria. Si lo combinas todo hace que sea un muy buen carrilero. Además, es un chico muy humilde con ganas de progresar.

–¿A qué canteranos tienen que tener echado el ojo los aficionados carbayones porque este año van a explotar?

–Todo el mundo habla de la generación del 2004. Los Marco, Yayo, Fuente, Osky o Nacho llevan muchos años en el club y tienen un gran futuro. Saltaron en segundo año de juveniles al filial y están dando un rendimiento alto. Es pronto para aventurarse, pero el tiempo pasa volando. También están otros como Cardero o Lucas Laso, que también están muy bien. Esta generación es muy buena.

Compartir el artículo

stats