Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pachuca interviene en la cantera del Oviedo y prescinde de la mano derecha de Rivas

La entidad prescinde de Pedro Luis González y Agustín Lleida ya toma decisiones de calado en el club azul

Pedro Luis Gonzalez, junto a César, en la sala de prensa del Carlos Tartiere. | Irma Collín

El Grupo Pachuca continúa tomando decisiones de calado en las diferentes áreas del Oviedo y ya interviene directamente en la cantera tras la llegada de Agustín Lleida, director general. Pachuca desea ir cambiado poco a poco el modelo de las categorías inferiores del club azul y ha decidido prescindir de Pedro Luis González, que hasta ahora era la mano derecha y persona de máxima confianza de Antonio Rivas, actual director de la cantera.

El club, en boca de Lleida, ya le ha comunicado a Pedro Luis que no cuenta con sus servicios. La explicación de la propiedad es que se busca otro perfil para ese puesto. El despido del asturiano se trata de un movimiento que varias voces en la entidad interpretan como el preludio de más cambios de calado que se avecinan en la gestión de las categorías inferiores del Oviedo. El peso de Rivas queda debilitado en el club tras el cese de Pedro Luis, aunque el director de la cantera, al menos de momento, continúa en el cargo. El madrileño, emblema del club –fue capitán y entrenador en los peores momentos del Oviedo– tiene un contrato de larga duración que abarca la actual temporada y otros tres cursos más.

Pedro Luis González formaba parte del Oviedo como colaborador desde la vuelta de Antonio Rivas, que tuvo lugar en el verano de 2021. Oficialmente no figuraba en el organigrama, ni siquiera su llegada fue anunciada, aunque en la práctica era la segunda persona más importante en la cantera, solo por detrás de Antonio Rivas. Su llegada fue una petición directa del madrileño a su vuelta a la entidad. Pedro Luis ya había sido el segundo entrenador de Rivas en su etapa de entrenador y hace pocos años también estuvo vinculado a la cantera. Vivía, pues, su tercera etapa en el Oviedo.

Su cese deja a las claras la influencia de Pachuca en las categorías inferiores, una de sus prioridades, y también evidencia que el área deportiva está en plena restructuración. Antonio Rivas y Pedro Luis se ocupaban de las decisiones de la cantera, no así del Vetusta, en manos de la dirección deportiva que encabeza Tito Blanco. El director deportivo parece haber ganado fuerza con los nuevos propietarios, siendo interlocutor directo con México. Carlos Carreño es su mano derecha, y desde su llegada, por petición de Tito, ha tenido varios encuentros con diferentes responsables de la cantera.

También los ha tenido Bernardo Entrialgo, uno de los ojeadores que vino de mano de Pachuca y que forma parte de la secretaría técnica en la que están Roberto Suárez, Álex Díaz y Mario Prieto, que llevan tiempo en la entidad y han perdido peso en los últimos meses. Por delante de todos ellos se sitúa Agustín Lleida, prácticamente recién aterrizado, aunque próximo a Tito y a Carlos Carreño en sus primeras semanas en el club.

La estampa de gestión deportiva en la entidad, pues, sitúa a Lleida en lo más alto, con Tito y Carreño con especial influencia. Después se sitúan el resto de los integrantes de la secretaría técnica. En el club, no obstante, se barruntan más cambios a todos los niveles después de la salida de Federico González y David Mata a nivel directivo y de la de Pedro Luis a nivel deportivo.

El médico César Gómez gana influencia en El Requexón. Paralelamente a los cambios a nivel deportivo, los servicios médicos del Oviedo también han experimentado cambios desde la llegada de Pachuca. El doctor César Gómez, que estaba en el Pachuca sub-20, lleva varias semanas en el Oviedo trabajando con la primera plantilla. Está todos los días en los entrenamientos en El Requexón. Ayer mismo dialogó largo y tendido con Bolo durante el entrenamiento. De momento, Gómez está de apoyo de Manuel Rodríguez, médico del Oviedo, pero el club no descarta que se pueda quedar indefinidamente en la entidad.

Compartir el artículo

stats