Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ensayos de Bolo para reactivar al Oviedo: Marcelo de titular y vuelta al 4-4-2

Bolo piensa en Javi Mier, Miguelón, Viti y Costa como titulares

Marcelo, en un partido de pretemporada LNE

Con el Oviedo de Bolo necesitado de victorias y dos de los hombres más importantes en la enfermería –Borja y Koba– llegan tiempos de nuevas oportunidades. El equipo azul recibe el domingo al Cartagena (18.30 horas, Movistar) y el técnico busca un revulsivo que le saque de un bache de resultados peligrosos. Lleva un mes sin ganar. De entre todos los jugadores figura un nombre propio llamado a agitar el ataque: Marcelo Flores, cedido en Oviedo por el Arsenal. El mediapunta mexicano ha perdido protagonismo después de empezar el curso como titular y el domingo tiene bastantes posibilidades de regresar al once teniendo en cuenta los ensayos de Bolo. Está ante su oportunidad de demostrar lo acertado de su fichaje y además hacerse un hueco mientras dura la baja de Borja Sánchez.

Los focos miran hacia él. Bolo planeó ayer un entrenamiento a puerta cerrada con varias novedades. Una esencial, la vuelta al sistema 4-4-2 después del trivote en Lugo. Otra, varios nombres propios en el once. Además de Marcelo, Costas, Miguelón, Mier y Viti ocuparon la plaza de titulares. Una (otra) pequeña revolución. Bolo lleva dos días consecutivos probando el siguiente once en la ciudad deportiva: Tomeu; Miguelón, Costas, Calvo, Pomares; Viti, Mier, Luismi, Marcelo; Enrich y Bastón.

La novedad reseñable en el ataque es sin duda Marcelo, el fichaje mediático del verano y al que más esfuerzos para su contratación dedicó la propiedad. Marcelo, que mañana cumple 19 años, no sale de la partida desde el partido ante el Racing. Hace justo un mes. Fue la última vez que el Oviedo ganó (0-1). Casualidad o no, el mexicano es talismán. Las dos únicas victorias carbayones han llegado con él de titular. El domingo, si los ensayos cogen forma, se ubicará en la izquierda, en el sitio de Borja Sánchez. Bretones esperaría en el banquillo. El plan de Bolo pasaría por llenar de gente las zonas interiores y así dejarle la banda entera a Pomares en la izquierda. Marcelo, pues, no sería un extremo al uso, si no un mediapunta, su posición favorita.

En el club hay confianza absoluta en las posibilidades de Marcelo, que ante el Lugo ni salió. Sus estadísticas no son malas: es el 16º jugador de la categoría en regates completados –hace más de uno por partido–, da 16 pases por encuentro, recupera tres de media... El problema que ha tenido el azteca, según opinan en el Oviedo, es que todavía no se ha hecho al fútbol en Segunda División, muy diferente a la categoría de filiales en la que jugaba en Inglaterra, en las filas del Arsenal. "Marcelo necesita un partido redondo para mostrar su fútbol", confían en el club azul. Si Bolo es fiel a sus planes entre semana, Marcelo tendrá la esperada oportunidad ante el Cartagena. Una cita de altura para conquistar el Tartiere.

Compartir el artículo

stats