Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a uno de los pesos pesados del Grupo Pachuca

Gerardo Cabrera, jefe de finanzas del Oviedo: "Confiamos en poder ascender pronto"

"Me encontré al Oviedo mejor de lo que esperaba, la afición es muy leal al club y eso cuenta mucho en el apartado económico"

Gerardo Cabrera, en Covadonga, el pasado mes de agosto. | LNE

Gerardo Cabrera, azteca de 63 años, descuelga el teléfono desde su despacho de Ciudad de México. Desde ahí dirige las finanzas de los clubes de fútbol del Grupo Pachuca, propietario del Oviedo. El club azul le ocupa mucho tiempo en la actualidad. "Estamos volcados con él", dice a LA NUEVA ESPAÑA el jefe de las finanzas de la entidad carbayona. Cabrera, habitualmente en segundo plano, es uno de los hombres fuertes de Jesús Martínez: lleva trabajando con él desde antes del nacimiento de Grupo Pachuca. Es la persona que marca la pauta en los números. Dice entre risas que en Pachuca conviene llevare bien con él.

–¿Cuál es su historia?

–Nací en Guanajato, uno de los estados de México. Tiene mucha historia y arquitectura española. Con solo doce años me fui a Ciudad de México. Trabajo en las oficinas corporativas del Grupo Pachuca y llevo en el conglomerado desde 1995, con la adquisición del equipo, aunque mi relación con Jesús Martínez es más antigua, cuando el tenía diversos negocios.

–¿A qué se dedica?

–Soy lo que en España llaman un economista. Aquí, en México, me llaman el contador. En el Grupo Pachuca me encargo de la parte legal, fiscal y financiera. Esas tres cosas dependen de mí en los equipos que tiene Pachuca. En la parte legal se incluye también toda la parte comercial.

–¿Y su trabajo en qué consiste exactamente?

–Soy el filtro de las operaciones económicas. Aunque como digo llevo la parte legal, mi trabajo es decidir si, por ejemplo y a groso modo, un patrocinio se lleva a cabo o no.

–En el Grupo convendrá llevarse bien con usted entonces...

–Modestamente, sí (risas).

–¿También da el visto bueno a un fichaje?

–Con los fichajes, en lo relativo a las cuestiones financieras y económicas, se suele implicar directamente el presidente del Grupo (Jesús Martínez).

–¿Qué está haciendo ahora en el Oviedo?

–Ahora estoy centrado en la parte financiera, porque en el inicio de los negocios es lo más importante. Estuve en Oviedo tres semanas en verano y volveré dentro de poco, en noviembre. Tengo que hacer una estructura de negocio en el que todas las áreas del club sean eficientes. Esa es mi tarea principal en el Oviedo. Martín Peláez, nuestro presidente y hombre fuerte del Grupo, estará al día en la parte deportiva. Con los presidentes de los clubes hablamos constantemente.

–¿Cómo se crea una estructura?

–Con mucho trabajo. De momento en Oviedo está también Jorge (Hernández Ortiz), que es contable y director financiero. Él me informará a mí desde Asturias y yo tomaré decisiones.

–¿Qué se ha encontrado en Oviedo?

–Algo similar a lo que existe en los equipos de Segunda División. Todos tienen una situación económica mejorable porque sus recursos son insuficientes. Eso se ve en el Oviedo y en todos los clubes. Nuestro reto es ir mejorándolo, tenemos experiencia comercial y creo que podemos hacerlo.

–¿La primera impresión fue mala?

–No, al contrario: fue mejor de lo que yo pensaba. Tenemos una afición muy fuerte, muy leal al club, y eso cuenta mucho en el apartado económico. Vamos camino del récord de socios y hemos superado ya los del curso pasado, quizá por el efecto Pachuca.

–¿Qué supone el Oviedo para la gente de Pachuca que está en México?

–El Oviedo es para nosotros una gran ilusión. Tenemos más clubes, pero estamos muy volcados con el Oviedo. Para nosotros es un reto bonito. En el resto de equipos que hemos tenido siempre hemos logrado subir a Primera División y confiamos poder hacerlo con el Oviedo en un corto periodo de tiempo.

–El Oviedo lleva años perdiendo dinero, ¿tiene arreglo?

–Conocí el fondo que manejan todos los clubes y es algo a tener en cuenta. Confiamos en que todos los clubes no dependan de préstamos, sino de la parte comercial, como sucede en México.

–¿El modelo es exportable?

–Sí, totalmente. Siempre que compramos un club intentamos replicar lo que tenemos y hacerlo respetando siempre la idiosincrasia del país.

–¿Qué necesita el Oviedo para crecer económicamente?

–Todos los clubes en México y en el mundo viven de patrocinios y del dinero de televisión. Si logramos hacer buenas negociaciones lograremos que salga adelante el club. Es fácil decirlo, pero no necesitamos otra cosa.

–Se barruntan proyectos comerciales en el Tartiere que pueden atraer inversiones.

–Tenemos proyectos de inversión para hacer más atractivo el Tartiere, todos en beneficio de la afición. Si los aficionados están bien, los clubes están bien. Tenemos que motivarlos.

–¿Quién le puso al día de lo que sucedía en el club?

–Toda la gente que había, que es buena, honesta y capaz. Nuestra filosofía es siempre dejar la estructura que existe, en la medida de lo posible, y poner gente clave en varios puestos. Hablé mucho al principio con Federico González y también con David Mata, que era el que más conoce de todas las áreas.

–Ha habido salidas.

–Quitar gente no es nuestra finalidad. Si alguien desea irse es porque así lo quiere, porque nosotros nunca quitamos a nadie.

–David Mata salió del club.

–Él quiso irse, nadie le dijo nada. Yo hablé con él para decirle que no se fuese, porque quería que se quedase y contaba con él.

–¿Le gustó Oviedo cuando estuvo?

–La ciudad es preciosa, muy bonita, con mucho orden y muy limpia. La gente respeta mucho el paso de las calles y todo el mundo es muy atento.

Compartir el artículo

stats