Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Calma chicha en El Requexón: César y Tito arropan a Bolo

La plantilla del Oviedo regresa al trabajo tras la derrota ante el Cartagena y los directivos se acercan a la ciudad deportiva

51

Las imágenes del entrenamiento del Oviedo Miki López

El Oviedo regresó al trabajo esta mañana en El Requexón tras la dura derrota ante el Cartagena que ha instaurado la crisis deportiva en el bando azul, con Bolo debilitado en su cargo de entrenador, aunque manteniendo el puesto. La plantilla se entrenó en el campo número 5 en un día soleado en el que, como es habitual los días de partido, no se ejercitaron todos los jugadores.

Los suplentes ayer, más Lucas Laso y Marcelo Flores, el único titular ante el Cartagena (sin contar a Tomeu), hicieron trabajo de balón bajo las órdenes de Pablo Santis, uno de los asistentes de Bolo. El técnico del Oviedo fue el último en salir de las oficinas, alrededor de las 10.45 horas, cuando los jugadores ya se encontraban en el césped. Gesto serio, pero tranquilo, el bilbaíno saludó educadamente a los presentes y siguió casi la totalidad del entrenamiento junto a su segundo Pablo Lago. Ambos compartieron confidencias sobre el rumbo del equipo. En El Requexón no había aficionados, aunque el padre de Marcelo Flores no se perdió la sesión.

Bolo, en su peor momento en el club azul, estuvo arropado por varios pesos pesados del club. César Martín, director de relaciones institucionales, que además tiene una gran relación con el técnico, se acercó a la ciudad deportiva y conversó con él y con Lago durante varios minutos. Poco después llegó Tito, director deportivo, que se sumó a la cumbre improvisada, que duró unos veinte minutos, tras finalizar el entrenamiento. Tito también aprovechó para conversar con varios jugadores, como Luengo y Hugo Rama. El equipo descansará mañana y volverá el miércoles al trabajo para preparar el duelo ante el Zaragoza del domingo.

Además, Borja Sánchez hizo trabajo al margen del equipo tocando balón. El ovetense es uno de los tres lesionados junto con Calvo y Koba, y se espera su vuelta en varias semanas.

Compartir el artículo

stats