Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo y Zaragoza, gemelos en el sufrimiento

Asturianos y maños calcan los números en este inicio de Liga y necesitan un triunfo el domingo para ahuyentar las dudas

Un momento del Oviedo Zaragoza del año pasado. LUISMA MURIAS

Las ciudades están separadas por casi 600 kilómetros, unas seis horas por carretera, pero la distancia futbolística es mínima en estos momentos. Prácticamente inexistente para desgracia de ambos. Dos históricos en apuros, el Oviedo y el Zaragoza, preparan la semana pensando en el otro como antídoto para salir de la crisis. El domingo se ven las caras en La Romareda (16.15 horas, Movistar) en un encuentro que será de alto voltaje. Ambos marchan lejos del pelotón de arriba de la clasificación, el objetivo inicial.

Y ambos parecen tener los mismos problemas en este inicio de Liga: el uno calca los números globales del otro. A saber: puntos (9), victorias (2), empates (3), derrotas (3), goles a favor (4) y goles en contra (6). Un saldo negativo, en fin, que provoca que en ambas ciudades se viva una crisis deportiva por un inicio muy lejos de lo esperado debido a las aspiraciones. El Oviedo va el 16º y el Zaragoza el 17º.

Las semejanzas entre el proyecto asturiano y el aragonés no acaban en los números. También es similar la situación del banquillo. Juan Carlos Carcedo es el entrenador el Zaragoza desde el pasado verano, nombrado tras su etapa en el Ibiza por Raúl Sanllehí, el jefe deportivo conocido por su paso por el Barcelona. A favor de Carcedo, sobre el papel, un perfil moderno, estudioso de la categoría y tendente a la variedad de sistemas. El entrenador del Zaragoza, de 49 años y antiguo asistente de Unai Emery, está siendo señalado por el mal comienzo de Liga del Zaragoza. La Romareda ya ha pitado varias veces al equipo y tras el empate ante el Eibar del lunes siguen las dudas. Los vascos acabaron con 9 jugadores y ni aún así pudo rascar la victoria el Zaragoza.

Algo similar le está sucediendo a Bolo, como Carcedo, llamado a lograr un equipo más ofensivo desde la marcha de Ziganda. El bilbaíno, solo un año menor que el de Logroño, también conoció la furia de su hinchada tras la durísima derrota ante el Cartagena. Los dos viven un mal momento deportivo y necesitan los puntos como el comer. Las similitudes entre el Oviedo y el Zaragoza también llegan a los despachos. Los dos equipos han cambiado de propietario antes de la actual temporada. Al club maño llegó un empresario multimillonario estadounidense llamado Jorge Mas, que compró el paquete accionarial al grupo liderado por César Alierta. Mas, que pretende construir un nuevo estadio, es también el presidente del consejo de administración y en sus intervenciones ha recalcado lo ambicioso de sus planes. El Oviedo también cambió de manos tras la compra de Pachuca, ya el máximo accionista desde el paso a un lado dado por Carso. Los dos equipos cuentan también con un límite salarial parejo. Los azules tienen 9,7 millones y los maños, 10,1.

Compartir el artículo

stats