Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pachuca convence: así fue la junta de accionistas del Oviedo

"Los nuevos directivos son gente con la que hemos logrado cosas importantes", señala Martín Peláez, presidente azul

38

EN IMÁGENES: Pachuca aprueba la reforma del consejo del Oviedo por unanimidad IRMA COLLÍN

Aprobado el primer punto del orden del día de la Junta Extraordinaria, el que abría la posibilidad de modificar el consejo, se abrió un paréntesis en el que se pidió a los nuevos miembros que accedieran al estrado. Hasta allí desfilaron Gerardo Cabrera, José Ramón Fernández y Pedro Cedillo, entre los aplausos de la gente. Su entrada en el órgano de gobierno fue aprobado por unanimidad y fue la principal novedad en una junta que sirvió para refrendar las decisiones de Pachuca al frente del Oviedo, en su primer cara a cara con los accionistas de la entidad.

"Los nuevos consejeros son gente con la que hemos caminado muchos años y hemos logrado cosas importantes. Me encantaría que en el futuro haya más consejeros de aquí, de la ciudad, seguro que con el tiempo los habrá. Estamos muy bien cobijados con los de aquí y los de Pachuca", expuso Martín Peláez al término de la junta.

Todos los puntos del día fueron solventados con claridad. Las cuentas del anterior curso (con un déficit de 2.033.070 euros) y la propuesta de aplicación del resultado obtuvieron el visto bueno sin votos en contra y con dos abstenciones, en representación de 43 acciones. En cuanto a los presupuestos, el club prevé un déficit que se elevaría a los 488.813 euros. Fue aprobado por unanimidad. La gestión social del ejercicio contó con todo votos a favor menos un voto en contra que representaba 8 acciones.

Hubo un punto del tema del día que sí levantó más controversia: la posibilidad de que los consejeros cobren por su actividad en el club, con un máximo de 400.000 euros en total. Fue aprobado con todos los votos a favor salvo 3 en contra (101 acciones) y 7 abstenciones (642 acciones).

Tras la intervención de uno de los accionistas, Ignacio del Valle, exponiendo sus razones para votar en contra, tomó la palabra José Ramón Fernández, uno de los nuevos: "No vamos a cobrar un solo centavo por el trabajo en el Oviedo. Es un honor estar aquí y trabajar para ustedes. Tenemos nuestro sueldo del grupo Pachuca". Ante la explicación concisa del mexicano, el aficionado solicitó al notario cambiar el sentido de su decisión y eliminar el voto en contra.

Javier de la Orden, representante de Verae (la empresa que asesora al club en materia jurídica y económica), matizó que "lo que se pretende es que los contratos de prestaciones de servicios de Manolo Paredes y la labor de nuestro consejero delegado y presidente (Martín Peláez) puedan ser retribuidos porque dedicarán todo su tiempo y esfuerzo. No hay prevista ninguna retribución más que esos dos conceptos".

Se comunicó, por último, el nombramiento de un nuevo auditor de las cuentas, Centium auditores, con la aprobación general y una abstención que representaba 8 acciones.

Tras someter todos los puntos del día al voto de los presentes, se pasó a un animado turno de ruegos y preguntas.

Compartir el artículo

stats