Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rama y Bretones se hacen fuertes con Cervera: dos de las sorpresas del Oviedo, al descubierto

El medio tiene un técnico personal y es de los mejores centradores de Segunda | El lateral, una "bestia física", no se perdió ningún entrenamiento

Bretones y Hugo Rama, en el Tartiere LNE

Si el Oviedo no hubiese tenido una plaga de lesiones de aúpa, probablemente Hugo Rama y Abel Bretones tendrían un papel secundario. Las circunstancias los han puesto en la palestra. Las circunstancias, claro, también su buen hacer y últimamente la determinación de Álvaro Cervera, técnico azul, decidido a explotar al máximo la segunda unidad mientras la enfermería del Oviedo sigue hasta arriba. Es el caso de Bretones y Rama. El encuentro ante la Ponferradina (1-1) dejó varias conclusiones que se mastican en el club, con el asturiano y el gallego como principales protagonistas. El primero debutó como titular en la posición de lateral izquierdo –ahí se podría quedar en el futuro–, y el segundo parece apretar mientras Borja Sánchez apura la recuperación.

Cervera quedó muy satisfecho con sus prestaciones en esa posición y queda por ver si sigue apostando por él en esa posición, que según varias voces en el club le va como anillo al dedo, o vuelve al extremo. "Se ve en cualquiera de las posiciones, porque lo que quiere es jugar. Está pletórico y feliz, consciente de que tiene una oportunidad perfecta para asentarse en el fútbol profesional", asegura su representante, el asturiano Alfredo Martínez, que destaca la "profesionalidad" de Bretones, de 22 años y recién renovado.

Al langreano, cuentan los que le rodean, no le ha cambiado sentirse pieza importante del Oviedo. Sus excompañeros del Langreo bromean diciéndole que es el Gareth Bale oviedista. Reside en La Felguera (Langreo) y estudia un módulo de Mecatrónica. Está en el segundo curso y su idea es acabarlo. Una de las claves de la buena temporada de Bretones es su fuerza física. Hay un dato relevante: es de los poquísimos jugadores que no se ha perdido ni un solo entrenamiento desde que empezó la pretemporada.

Un poco más adelante que Bretones, también en El Toralín, estaba Hugo Rama. El gallego dio su primera asistencia del curso a Bastón desde la banda izquierda. Del centrocampista ofensivo destacan quienes le conocen su implicación en el Oviedo al sentirse más valorado esta temporada que a las órdenes del Cuco. Rama es de los jugadores que más kilómetros recorre e incluso entrena en solitario con un entrenador personal para estar en mejores condiciones, algo que también hacen más jugadores de la plantilla azul.

Cervera ha dedicado muchas energías a sacar lo mejor de Rama, consciente el entrenador que le necesitaría para suplir la baja de Borja Sánchez. En este inicio de Liga el gallego se ha destapado como un especialista en centros al área. De hecho, según datos de Dirfut, es el quinto en el ranking en envíos precisos al área. Ahora que Borja regresará de su lesión, la disputa en el flanco izquierdo estará más abierta que nunca.

Compartir el artículo

stats