Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo peina el mercado en busca de un mediocentro organizador

El club azul considera que es necesario otro jugador similar a Brugman que dé otras prestaciones a la medular de Álvaro Cervera

Agustín Lleida, director general del Oviedo, en El Requexón. | Miki López

El Oviedo entra en último tramo de la primera vuelta con la enfermería hasta arriba. De cinco lesionados, tres son de la misma parcela: el centro del campo, la zona más poblada en efectivos de todo el equipo azul y también la que más quebraderos de cabeza está dando en el club. Por eso la entidad, con el mercado de invierno ya a la vuelta de la esquina, está abierta a la incorporación de un mediocentro que ofrezca otras prestaciones de las que ahora carece la plantilla. A grandes rasgos se echa de menos un perfil organizador que además tenga llegada y recorrido.

Las condiciones ya están sobre la mesa. Se busca algo que se parezca a Brugman, el que mejor recuerdo dejó en los últimos años en una posición en la que muy pocos se adaptaron a largo plazo. Sergio Tejera y poco más. En estos momentos Luismi y Jimmy son los jefes de la medular oviedista mientras se recupera el resto. El problema para el Oviedo es que ninguno de los centrocampistas ha podido sustituir al pivote uruguayo. Sobre el papel era Ángel Montoro el llamado a llevar la manija tras el adiós de Brugman. El ex del Granada llegó por mediación de Tito Blanco.

También Koba, aunque en su caso se buscaba más llegada. Consumida prácticamente la primera parte de la Liga, la sensación unánime en el Oviedo es que uno de los males del equipo es la falta de un mediocentro con liderazgo. Las lesiones de los centrocampistas no han hecho más que refrendar esa posición. Koba, Mier, Luismi, Montoro…

Todos han tenido contratiempos desde el inicio de la pretemporada y de los llamados a ser titulares solo Luismi se acerca ahora a su mejor nivel, según creen en el club.

La ventana invernal será el primer mercado con Roberto Suárez como director deportivo después del despido de Tito Blanco. En el Oviedo se da por hecho que habrá incorporaciones, las cuales se tildan como necesarias, y tampoco se cierra la puerta a posibles salidas. Álvaro Cervera, técnico azul, ya dijo semanas atrás que en su opinión es necesaria la llegada de un delantero veloz que pueda aportar algo diferente a Enrich, Bastón y Obeng.

Además, sigue abierta la posibilidad de incorporar a un extremo, que quedó pendiente en verano. A ojos de varios directivos, esa demarcación necesita un refuerzo más. Tito lo intentó en agosto y el elegido era Ureña, pero la operación finalmente no culminó. Ahora la dirección deportiva tendrá que valorar esa opción, en sintonía con el entrenador, que tendrá peso en las decisiones. Cervera, Roberto Suárez y Agustín Lleida, director general, dirigirán las operaciones en el mercado de invierno.

Compartir el artículo

stats