El Oviedo regresó esta mañana a los entrenamientos en El Requexón en una jornada muy atípica para los azules, ya que no juegan este fin de semana al adelantar su partido al miércoles ante el Tenerife (0-1). El equipo azul jugará el martes frente a Las Palmas debido a la jornada que hay entre semana. La novedad de la mañana fue sin duda la vuelta de Koba tras su lesión.

El mediocentro francés, llamado a tener mucho protagonismo, hizo parte de los ejercicios junto al resto de sus compañeros y ya está en la fase final de su recuperación, aunque es muy poco probable que este listo para los siguientes partidos. Álvaro Cervera no quiere forzar para evitar una recaída y el plan es ir poco a poco. Koba no juega desde septiembre, en el duelo ante el Lugo. Paralelamente, Viti y Aceves también estuvieron junto al resto de sus compañeros en la sesión.

Los ausentes fueron los lesionados Montoro, Sangalli y Javi Mier. Este último, con muletas, estuvo en la ciudad deportiva y hablo con sus compañeros y con el cuerpo técnico.