Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo prepara salidas en invierno para dar un empujón a la plantilla

Marcelo Flores no está teniendo el protagonismo esperado y club y jugador contemplan su marcha | La situación de Aceves, en estudio

Cervera, en un entrenamiento del Oviedo FERNANDO RODRÍGUEZ

El Oviedo, recuperado el pulso clasificatorio tras la llegada de Álvaro Cervera, ya prepara el mercado de invierno para intentar darle un empujón a la plantilla y poder competir por cotas más altas en el segundo tramo de Liga. En la entidad se da por seguro que habrá varias incorporaciones, pero lo que va cogiendo forma son las salidas. Al Grupo Pachuca, propietario del club, no le temblará el pulso para abrir la puerta a los jugadores que no entren en los planes del técnico del Oviedo.

No hay ninguna decisión definitiva tomada, pero sí están sobre la mesa los pasos a seguir, con jugadores que llegaron este mismo verano y que podrían hacer las maletas antes de tiempo. Es el caso de Marcelo Flores, una de las apuestas de este curso, que no está teniendo el protagonismo esperado.

El miércoles ante el Tenerife (0-1) no jugó ni un solo minuto después de ser titular ante el Mirandés. Con el mexicano, de 19 años, la situación no ofrece dudas. Él no está cómodo en el segundo plano y en el club se barrunta que la tesitura podría volverse insostenible.

Tampoco al Arsenal inglés, el club que tiene sus derechos, le conviene que Marcelo sea reserva. El plan era que tuviese minutos y se curtiese en el Oviedo para regresar con más rodaje. Como eso no está sucediendo, es probable que la cesión acabe antes de tiempo. El joven azteca está a gusto en la ciudad, pero según apunta algún compañero suyo le está costando adaptarse al fútbol de Segunda División.

No hay reproches a su comportamiento ni a su actitud en El Requexón: únicamente es una cuestión de encaje. Salvo que en diciembre su protagonismo no aumente de forma considerable, algo que no se espera teniendo en cuenta además la vuelta de Borja Sánchez, que juega en su misma posición, se abre la puerta de salida para el mexicano. Marcelo llegó en verano y su fichaje fue impulsado por Pachuca, aunque contó con la aprobación de Tito Blanco y Jon Pérez Bolo, ya exdirector deportivo y exentrenador respectivamente. Los responsables del Oviedo, con Roberto Suárez como director deportivo y la propiedad de apoyo, tendrán que tomar decisiones y con Marcelo no pesará el hecho de que haya venido de la mano de Pachuca.

La de Marcelo no es la única salida que pueda tener lugar antes de tiempo en el Oviedo, aunque todo dependerá del desarrollo del mercado. Se estudiará en el club la situación de Aceves, canterano del Pachuca. En su caso pesa la irrupción de Bretones, que con Cervera aporta tanto de extremo como de lateral izquierdo. Por tanto, habría tres defensores zurdos en la plantilla: Pomares, Bretones y el propio Aceves. De ahí que, si se entiende en el club que va a tener pocas oportunidades de aportar, se pueda estudiar que regrese al Pachuca. El Oviedo, en todo caso, tampoco quiere dejar la plantilla corta debido a las lesiones que están asolando al equipo desde el inicio de la temporada. Otro de los escenarios posibles que alguno de los jugadores que están teniendo pocos minutos pida salir.

Los problemas del centro del campo

El Oviedo busca varios perfiles en el mercado de invierno. En especial, un mediocentro, un extremo y un delantero. La situación de la medular es una de las que más preocupa, porque pese al número de efectivos que hay la entidad cree que es necesario un organizador. Las lesiones, además, están lastrando especialmente al equipo de Cervera en el centro del campo. Koba y Montoro se recuperan de sus dolencias. Ahora hay un nuevo enemigo: las sanciones. Luismi vio la quinta amarilla ante el Tenerife, la que acarrea suspensión, y no podrá jugar el martes ante Las Palmas. Jimmy es el único pivote disponible. Cervera tendrá que buscar una solución y Mángel, del filial, opta a la titularidad. Otra opción pasaría por retrasar a Hugo Rama e incluso cambiar de sistema.

Compartir el artículo

stats