Jesús Martínez, jefe del Grupo Pachuca, propietario del Oviedo, ya está en Asturias. El mexicano aterrizó a las 5 de la tarde en el Aeropuerto de Asturias para ponerse manos a la obra inmediatamente en los asuntos que pueda despachar in situ con su inversión en el fútbol europeo. A su llegada, Martínez señaló que llegaba "con ilusión. He estado siguiendo la actualidad todos los días, los cambios, la evolución del equipo, venimos a trabajar duro 8 días, junto a mi hermano (Armando Martínez), presidente del campeón mexicano, en Pachuca, para que me ayude a trabajar".

Martínez valoró el momento que atraviesa el Real Oviedo con espíritu crítico: "El Profe Cervera está haciendo un papel extraordinario y los jugadores también se han comprometido. Todavía no me gusta el equipo, los resultados sí, pero el techo poco a poco va a ir subiendo. El profe es un entrenador con experiencia. Poco a poco el equipo agarrará confianza, Trabajar ganando siempre es más fácil que perdiendo, más en un proceso como el que asumió Cervera muy difícil. Estamos contentos por el compromiso y la profesionalidad de los muchachos y la labor de Cervera. Hemos hecho cambios importantes".