2 Billetes de AVE Gratis La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cervera y valoración sobre el mercado: "Somos mejores que hace un mes"

"Trabajamos para acabar con la sequía; ha venido gente que puede mejorar esa situación", señala el técnico

Cervera, en El Requexón. | Luisma Murias

Han sido días frenéticos, con llegadas y salidas, hasta nueve sumando los dos conceptos, con operaciones frustradas y con incertidumbre entre algunos miembros de la plantilla. "Este mercado no es para los entrenadores", se encarga de subrayar Álvaro Cervera, no es la primera vez que lo dice, que parece ahora más relajado una vez que se ha cerrado el plazo para los fichajes. "Es un alivio...", suelta. Porque ahora puede centrarse en lo que a él realmente le importa, sacarle jugo a sus futbolistas, llevar al Oviedo hasta donde pueda llegar. Lo hará con una plantilla remozada y, en su opinión, con más alternativas. "Creo que somos mejores que hace un mes", sentencia. Toca demostrarlo sobre el verde.

Los cambios de cromos (llegadas de Sequeira, Juanfran, Raúl Moro, Manu Vallejo y Camarasa, y salidas de Miguelón, Aceves, Sangalli y Obeng) dejan a la plantilla con otros registros. A priori, el equipo es más parecido a lo que el entrenador demandaba. "Hablando con la dirección deportiva al principio dijimos lo que le faltaba al equipo: somos el equipo menos goleador y echaba en falta más velocidad. Vallejo, Moro y Sequeira vienen por esa idea. Juanfran fichó porque Miguelón pidió salir", expuso el técnico.

Uno de los objetivos más inmediatos, está claro por cómo se ha fichado, es lograr aumentar el caudal ofensivo: "Trabajamos para acabar con la sequía y de momento no lo conseguimos. A veces llegamos poco, pero los dos últimos partidos tuvimos 5 o 6 ocasiones muy claras. Me preocupa porque no las metemos, pero si estuviéramos empezando no me preocuparía más. Algún día llegarán dos goles y será normal. Pero es verdad que la espinita la tenemos ahí. Han venido jugadores que pueden mejorar esa situación".

El mercado ha traído mucho movimiento, alguno inesperado hace semanas, como la salida de Obeng. Cervera parece morderse la lengua para no desvelar alguna conversación pero coincide con la dirección deportiva al exponer el caso del ghanés que, cedido en Huesca, deberá volver en junio. "Primero, Obeng se dirigió al club porque quería salir. Me informaron de ello, pero yo dije que contaba con él. Lo estaba demostrando: fue titular y estuvo bien en los últimos partidos. Pero había llamadas y ruido y vino a hablar conmigo. La conversación no puedo desvelarla, no sería ético. Pero me dijo que se había acabado su ciclo aquí y que quería salir. Se lo dije al club y tomó la decisión".

Recién apagados los ecos del mercado, asimilando aún cómo queda la plantilla azul, el Oviedo se enfrenta a un reto duro: el choque de mañana en La Rosaleda ante el Málaga. "Es un partido complicado porque vamos a un campo difícil y ante un equipo que cambió de entrenador recientemente. Y, debo reconocerlo, la derrota del otro día nos ha hecho daño por cómo se produjo. Es de los partidos con más llegadas, con más juego en campo contrario… Y es el que no ganas. A mí me ha dejado tocado".

Paciencia con Borja. Están los nuevos, que deberán ir acoplándose, pero también hay una fe ciega en la recuperación de algunas piezas llamadas en verano a ser importantes y que no lo han logrado. Costas, Mier y Borja Sánchez siguen lesionados. El canterano es el que tiene más cerca el regreso, pero Cervera ha optado por una integración progresiva en el grupo. El técnico explica el proceso: "Todavía no está. Borja es especial porque es muy bueno. Hay que sacarlo cuando ofrezca su mejor versión. Hasta ahora lo metíamos para echar una mano y no estaba cómodo, y nosotros tampoco. Tiene que estar muy bien. Pensará que ya puede estar, pero ya le pasó antes y se rompió. Hasta que no le vea bien bien, no contaré con él. No es un revulsivo, es un jugador importante".

Compartir el artículo

stats