Las peñas oviedistas más viajeras se apuntan a dos desplazamientos más: "¡Se nota que este es el año!"

"Ahora presta viajar porque el equipo gana", indican integrantes de las peñas Herrero, La Casuca, Minuto 51 y Carbayones Inquebrantables

Los aficionados azules

Los aficionados azules / David Cabo

Nacho Azparren

Nacho Azparren

Está el caso de las hermanas Juani y Amparo, las Rubio, que han acudido a casi todos los desplazamientos de este año. En Éibar, sí; pero también en Elche o Andorra. Se les puede encontrar sonrientes en las previas de cualquier punto de la geografía española. Pero tenían un viaje pendiente. Uno con gracia. «Nos faltaba el viaje al play-off de ascenso», comentan ellas, integrantes de la peña Herrero. Y junto a ellas, muchos otros de las peñas La Casuca, Carbayones Inquebrantables y Minuto 51. De las más viajeras que hay en el oviedismo.

«Solemos organizar 4 o 5 viajes a lo largo del año, aunque muchos peñistas viajan a título particular a muchos más lugares. Y lo que percibo este año es que la respuesta ha sido mucho más positiva a la hora de viajar», indica Alberto Álvarez, presidente de la Herrero, creada en enero de 1986 y que cuenta con 149 peñistas. «Ahora presta porque el Oviedo gana. «¡Se nota que este es el año!», interviene José Luis Suárez, secretario de la peña La Casuca, que arrastra ahora mismo a 250 miembros.

Los de La Casuca suelen compartir vehículo en los desplazamientos con los de Minuto 51 y con Carbayones Inquebrantables. A los de la Herrero es más habitual verles viajar solos. «Cada vez que organizamos viaje, llenamos el bus en seguida», relata su presidente.

Ahora, con la eliminatoria ante el Eibar se abre el periodo de ilusión, pero también de restricciones. El conjunto armero mandará 300 localidades a Oviedo. A la peña Herrero, por ejemplo, solo les correspondieron diez el domingo. Las mismas a La Casuca. «Teníamos unas 40 solicitudes, pero nosotros no las sorteamos. Marcamos un día y es por orden de reserva: el primero que vaya a la sede o mande el Bizum», indica José Luis Suárez.

A la cita con LA NUEVA ESPAÑA acude casi una treintena de aficionados de las peñas ya mencionadas. El más benjamín es David Pereira, de 11 años, que llega con un escudo del Oviedo que ha estado pintando de tarde. Está también Charo de Diego, una de las fundadoras de la peña La Regenta, formada exclusivamente por mujeres. «Merecemos subir, creo que sería justo. Y, además, me encantaría que ascendiéramos por mi amiga Ana», dice en referencia a Ana Isabel Fernández Llaneza, oviedista de pro fallecida hace tres meses y que fue también una de las creadoras de La Regenta.