Buen ambiente y optimismo en la vuelta al trabajo en El Requexón

Carrión ya empieza a trazar el plan para el miércoles

Sobre estas líneas, Bretones, Homenchenko, Millán, Jaime, Lucas, Dubasin, Yayo, Masca, Seoane, Camarasa  y Jimmy, en un rondo. A la derecha, Luis Carrión. Debajo, Dani Calvo. | David Cabo

Sobre estas líneas, Bretones, Homenchenko, Millán, Jaime, Lucas, Dubasin, Yayo, Masca, Seoane, Camarasa y Jimmy, en un rondo. A la derecha, Luis Carrión. Debajo, Dani Calvo. | David Cabo

Nacho Azparren

Nacho Azparren

Pasadas las 10.40 horas de la mañana, los futbolistas irrumpen en el campo número 4 de El Requexón. Cualquier síntoma de preocupación por el estado del play-off queda sepultado a las primeras de cambio. Luis Carrión es el que encabeza la visión más positiva del asunto, pero también ha logrado el entrenador que sus pupilos caminen en la misma dirección.

Recuperación exprés para la final de Ipurúa

Recuperación exprés para la final de Ipurúa / Nacho Azparren

La sesión de ayer es la típica de las jornadas que siguen a un partido. Los titulares ante el Eibar apenas hacen algo de carrera continua y unos estiramientos y después siguen con la jornada en el gimnasio. Se trata, sobre todo, de cuidar las piernas y empezar a recuperar las fuerzas de cara al decisivo encuentro del miércoles. Estuvo acompañando al equipo Agustín Lleida, el director general del Oviedo, que siguió la mayor parte de la sesión desde uno de los laterales del campo número 4.

Recuperación exprés para la final de Ipurúa

Recuperación exprés para la final de Ipurúa / Nacho Azparren

Esta semana, el Oviedo –también el Eibar– se enfrenta a un escenario desconocido hasta ahora. La Segunda División es extenuante por su calendario, pero al menos permite descansos de una semana entre un partido y el siguiente, con la excepción de algunas jornadas intersemanales. Pero ahora que llega la hora de la verdad, solo hay apenas cuatro días para preparar la siguiente batalla.

Por eso, a Carrión le tocará preparar a sus muchachos en tiempo récord. El estudio del rival ya está hecho, será el tercer duelo entre ambos en apenas diez días. Lo que hay que matizar estos días es el estilo con el que los azules saltarán al césped de Ipurúa. En la primera intentona, Carrión se abrazó al 4-2-3-1 de inicio, con Masca tapando el flanco derecho del ataque y Paulino jugando entre líneas. La cosa no salió del todo como quería el entrenador, y el Eibar se impuso 4-3 en una tarde de recuerdo dulce para el Oviedo, clasificado para el play-off a pesar de todo.

El pasado sábado, otro registro. Ese 4-4-2 con dos delanteros puros. El equipo fue más ordenado en la presión, pero no logró mostrar todo su arsenal ofensivo. El 0-0 deja todo abierto para la vuelta.

Ahora, Carrión recupera a Seoane y en principio no pierde a nadie más. Siguen de baja Tarín y Santi Cazorla, que ayer no pisó el césped. Tampoco se entrenó con sus compañeros Paulino, con unas ligeras molestias: se espera que esté en condiciones para viajar junto al resto de compañeros.

Suscríbete para seguir leyendo