Contra los millones, ilusión: el equipo más caro de Segunda, último obstáculo del Oviedo para estar en Primera

El escándalo de Cornellá, en el recuerdo del oviedismo

Santi Carzorla y Martin Braithwaite.

Santi Carzorla y Martin Braithwaite. / LNE

Nacho Azparren

Nacho Azparren

Contra la lluvia de millones, kilómetros de ilusión. Contra la plantilla más lujosa, el carácter de un equipo de menos a más. Contra la necesidad de estar en Primera, el sueño de una ciudad que lleva un par de semanas echada a la calle, empujada por una euforia desbordante. No es a priori el duelo entre Espanyol y Real Oviedo un emparejamiento igualado en términos económicos, pero los azules afrontan la cita con entusiasmo, con el que le empuja los 23 años sin pisar la élite y encuentra ahora la gloria a tan solo dos partidos. Nunca tan cerca. Pero falta el último paso a un duelo al que le rodean muchos detalles.

Dos históricos frente a frente. El Espanyol es uno de los ilustres históricos de la Liga. Tanto que, hasta ahora, todas las veces que ha descendido a Segunda ha recuperado al año siguiente su puesto en la élite. Pero el Oviedo también es un clásico. Lo demuestra un dato: pericos y carbayones se han enfrentado en 93 ocasiones a lo largo de la historia. No han sido tan habituales los duelos en los últimos tiempos, pero sí en la mayor parte del tiempo en el fútbol profesional en España. De hecho, solo hay tres equipos en el país que se hayan enfrentado en más ocasiones al conjunto de la capital del Principado: el Sporting (98 encuentros), el Deportivo de la Coruña (97) y el Zaragoza (96).

El saldo beneficia a los catalanes, que se impusieron en 46 ocasiones, aunque las cifras no son del todo malas para el Oviedo, con 31 triunfos y 16 empates.

El mayor talento contra el mayor contrato. Santi Cazorla es el "rey" de Segunda División (la definición es del mito oviedista Carlos Muñoz). Por palmarés, por su papel en la irrepetible selección española, por su talante en el campo. Por todo. También por fútbol. Los aficionados del Espanyol tienen muy fresco el talento del de Llanera, porque en el duelo entre ambos de Cornellá dio una auténtica exhibición. El oviedismo dedica sus oraciones a la recuperación de Cazorla.

Enfrente, el futbolista más caro de Segunda División. El internacional danés Martin Braithwaite, máximo anotador de la categoría, con 22 dianas. En diversos medios se apunta a que su ficha estaría en torno a los 2 millones de euros. Solo soportable un año en Segunda. Es el referente, el más desequilibrante. El peligro más evidente del Espanyol. Tiene 33 años, y en plena madurez quiere devolver a los suyos a Primera. El duelo es dispar pero apasionante.

Dos plantillas valiosas. El Espanyol es para muchos la mejor plantilla de Segunda. También la más cara, si se atiende a la valoración del portal especializado Transfermarkt, que pone al conjunto perico en la primera posición de la categoría con un valor de su plantilla de 54,8 millones de euros.

No está mal situado el Oviedo, con una estimación en el mercado de 31,4 millones de euros de sus futbolistas. Entre medias, están: Valladolid, Zaragoza y Elche: solo uno triunfó.

Puado (8 millones) es el mayor valor de los pericos. Colombatto (4), el de los azules.

Dos banquillos con cambios. Aquí un punto en común que tampoco es tan normal en equipos que pelean por el éxito: los dos entrenadores no comenzaron la temporada con sus equipos.

Lo del Espanyol es más que sorprendente, ya que ha tenido tres técnicos a lo largo del curso lo que incide en la idea de que no haber ascendido de forma directa es para ellos un fracaso a todas luces. Inició el curso el asturiano Luis García, formado en la cantera del Oviedo, que ya había finalizado la temporada anterior. Le costó al conjunto perico equilibrarse y acabó siendo despedido tras dirigir 14 encuentros.

Le sucedió Ramis, que tampoco funcionó en su intento por ordenar al conjunto barcelonés y duró 16 encuentros. Y ahora, el mando es de Manolo González, solución que emergió desde el filial. No logró el entrenador luchar el ascenso directo, pero acumula una interesante racha de 14 partidos (todos los que ha entrenado) sin perder, aunque con muchos empates: 9.

En el Oviedo, el cambio de director de orquesta significó pasar de la noche al día. Los tres puntos de 18 de Álvaro Cervera fueron su condena. Al club no le importó ni siquiera que el técnico tuviera firmadas dos temporadas y lo fulminó tras la derrota en Andorra.

Llegó Carrión y todo empezó a ir sobre ruedas. El entrenador sacó primero al equipo del lío en el que andaba metido, para hacerle creer de nuevo. En el tramo final, no sin emoción, consiguió una de las plazas, la sexta, que le daba acceso a la lucha por el ascenso a Primera. En toda la historia de la competición, solo el España Industrial en la temporada 1952/53 firmó una remontaba similar: de tres puntos en la sexta jornada a colarse en la promoción de ascenso a la máxima categoría. Carrión es, a todas luces, uno de los nombres destacados de la temporada en Segunda.

La deuda pendiente del Oviedo en Cornellá. Uno de los primeros razonamientos del oviedismo cuando se consumó el pase del Espanyol a la final es a oportunidad de resarcirse del último enfrentamiento entre ambos. De aquel 2-1 en Cornellá, jornada 40.ª, se recuerdan dos cosas: la exhibición de Cazorla (acompañado de un gran Oviedo) y de la polvareda arbitral. Lax Franco anuló dos goles a los azules por fuera de juego, dolió en especial la interpretación del que se invalidó a Calvo a instancias del VAR, y el video arbitraje sancionó un penalti de Colombatto.

El enfado del club fue mayúsculo, pero a tan solo dos jornadas del final se optó por un perfil bajo, no levantar la voz y centrarse en las dos finales que quedaban por el play-off. Salió bien. Pero esa espina quedó clavada en el oviedismo que ahora clama venganza por aquella magnífica obra del Oviedo y de Cazorla. Ahora tiene la oportunidad.

Los datos

  • 93 encuentros. Los duelos entre Oviedo y Espanyol son clásicos de la competición nacional. Ambos se han enfrentado en 93 ocasiones hasta la fecha, entre Liga y Copa, con un saldo ligeramente superior a los barceloneses, que se impusieron en 46 ocasiones, por 31 del Oviedo. 16 veces fueron empates.
  • Diferentes valores de mercado. El Espanyol es valorado por el portal especializado Transfermarkt como la plantilla más cara de Segunda División: casi 55 millones de euros tienen sus futbolistas de valor en el mercado. Para la misma web, el Oviedo es el quinto de la categoría, con 31,4 millones. Hay una diferencia evidente que no se nota tanto en el terreno de juego.
  • Cinco entrenadores. Espanyol y Oviedo son los únicos clubes entre los seis primeros que han cambiado de entrenador a lo largo de la temporada. El ejemplo catalán es sorprendente: tres entrenadores, empezando por Luis García, siguiendo por Ramis y acabando ahora por Manolo González. Al Oviedo, el cambió le salió redondo desde el primer momento: la crisis con Cervera dio paso al despegue con Carrión.

Suscríbete para seguir leyendo