Homenchenko, a la pretemporada del Oviedo: su futuro depende del cupo de extranjeros

La llegada de otro extracomunitario provocaría que el pivote uruguayo saliera cedido para liberar el hueco que exige LaLiga

Homenchenko, en El Requexón.

Homenchenko, en El Requexón. / Miki López

Nacho Azparren

Nacho Azparren

Santiago Homemchenko está citado para el regreso a los entrenamientos del Real Oviedo la semana que viene, pero su sitio en la plantilla carbayona no está asegurado al cien por ciento. Dependerá en última instancia de los movimientos en el mercado. El uruguayo ocupa una de las dos plazas de extranjeros no comunitarios –el otro es Alemão– y que forme parte de la plantilla definitiva a las órdenes de Javier Calleja está condicionado a que el Oviedo no incorpore otro futbolista extranjero no comunitario.

En Segunda División, los equipos solo pueden contar con dos futbolistas extranjeros no comunitarios (en Primera son 3) y pueden ser alineados los dos a la vez. Pero la medida limita los planes de incorporaciones de futbolistas extranjeros, sobre todo en lo referido al mercado sudamericano.

El Oviedo cuenta con un extranjero seguro, Alemão, y otro, Homenchenko, que está a la espera de saber su situación definitiva. Hay otro caso de futbolista fuera de la fronteras europeas, el del recién incorporado Kwasi Sibo, pero en su caso, como el de otros tantos futbolistas africanos, se acoge al convenio Cotonú, ratificado en España en 2006, por el que deportistas más de 70 países africanos, del Caribe y del Pacífico no ocupan plaza de extranjero en sus conjuntos.

Así las cosas, el mercado marcará el futuro de Santiago Homenchenko, un futbolista que cuenta con la plena confianza del Grupo Pachuca tras su apuesta la temporada pasada. En Oviedo, el uruguayo no contó con mucho protagonismo, pero dejó buenas sensaciones en sus aportaciones sobre el terreno de juego. La sensación dentro del club es que podría aportar muchas cosas en su segunda experiencia en Asturias, empezando desde el primer día de pretemporada.

Pero el mercado manda, y al Oviedo aún le quedan por completar operaciones ambiciosas, sobre todo en el frente de ataque. Hasta ahora, ha sido la dirección deportiva comandada por Roberto Suárez la que ha llevado el peso de los refuerzos, con tres completados (Kwasi Sibo, Del Moral y Aarón Escandell) y otras operaciones en marcha (Lemos y Rahim), pero Jesús Martínez sigue atento a las evoluciones del equipo y, como ha sucedido en anteriores ventanas de fichajes, podría intervenir con algún movimiento.

Martínez y el Grupo Pachuca tienen un control exhaustivo sobre el mercado americano, y no se descarta que de ahí pudiera venir algún futbolista en las próximas semanas. Ante la posibilidad de que fuera un jugador no comunitario, se mantiene la incertidumbre sobre qué sucederá con Homenchenko.

En el caso de que se fichara otro extracomunitario y Homenchenko no tuviera sitio en el Oviedo, la salida más probable a estas alturas es que se le buscara acomodo en otro club español de Segunda, ya que ha habido entidades que han preguntado por su situación. A la propiedad le resulta más interesante que se foguee en el fútbol español antes que emigrar a México, aunque con dos clubes en la Liga azteca tampoco sería descartable un futuro inmediato allí. En todo caso, el uruguayo está citado para iniciar la pretemporada y tratará de convencer a Calleja de que su fútbol es válido para intentar llevar al Oviedo a lo más alto desde el primer día.

Suscríbete para seguir leyendo