Ruta a la cruz de Priena: un mirador al santuario de Covadonga y al macizo central de los Picos de Europa

Un recorrido para toda la familia en el que podrás disfrutar de una de las panorámicas más bellas de Asturias

Ruta a la cruz de Priena

Ruta a la cruz de Priena

L. L.

La ruta prestosa de la semana nos lleva hasta los Picos de Europa, concretamente, hasta la cima del monte Priena para hacer un recorrido lineal hasta la cruz del mismo nombre, en el entorno inmediato del santuario de Covadonga. Se puede subir a ella desde la zona de aparcamiento de la basílica, poco antes de la Santa Cueva. Es una ruta lineal de unos 7 kilómetros (tres horas de caminata entre la ida y la vuelta) y un desnivel moderado de casi 600 metros. La ruta está muy bien señalizada y es apta para niños y todo tipo de personas con cierta forma física. La dificultad es media-baja debido al desnivel.

Alcanzar la Cruz de Priena, cuya cumbre está a 716 metros de altitud, es coronar una de las panorámicas más bellas de Asturias. Un mirador sin igual de Covadonga y del Monte Auseva, así como del escarpado Macizo Central de los Picos de Europa, donde se distinguen picos emblemáticos como Torrecerredo, Cabrones… y, mucho más cercano a la vista, el Macizo Occidental o Cornión, espectacular, con las Peñasantas como cimas más altas. Divisamos también las sierras interiores del Sueve y su picu Pienzu, el Mofrechu, la Sierra del Cuera, Peña Mayor, el Tiatordos; también el Mar Cantábrico en esta asombrosa visión de 360º. Un mirador que además puede ser un observatorio de aves, pues con suerte y paciencia no es raro atisbar milanos, buitres o águilas.

Desde Corao tardaremos unas cinco horas en ruta de ida y vuelta. Empezamos a caminar por una pista asfaltada y ancha que se ubica junto al mercado de ganado del pueblo. Llegamos a Santa Eulalia de Abamia, cruzamos un puente sobre el río Güeña, y un camino de tierra que comienza a empinarse ligeramente nos conduce hasta la iglesia románica de Santa Eulalia de Abamia (en la que permanecieron sepultados los restos mortales de Don Pelayo y los de su esposa, Gaudiosa, durante siglos). Salvamos una pendiente más hasta Cuetu Abamia, ascendemos luego hasta a la zona boscosa conocida como Derroncambo. Sin salirnos del sendero llegamos a un paso para el ganado y subiendo alcanzamos una zona de cabañas. Más tarde, nos topamos con una bifurcación: a la izquierda se va a los Lagos de Covadonga (esta es la popular senda Frasinelli), a la derecha continuamos dirección a la Cruz. La ascensión final será moderada pero ligeramente larga.

La ruta

Distancia: 5,3 km.

Desnivel: 504 m.

Dificultad: fácil.