Ruta de la canal del Texu: disfruta del pueblo de Bulnes y de un mirador privilegiado al Urriellu

El oriente esconde una de las rutas con más encanto de Asturias, apta para toda la familia pero sin dejar de extremar la precaución

Senderistas camino Bulnes

Senderistas camino Bulnes

L. L.

La ruta prestosa de la semana nos lleva hasta el oriente asturiano. Un recorrido con espectaculares paisajes, pero que comporta riesgos y necesidades adicionales que no tienen que ver directamente con el desnivel o nivel de dificultad de la propia canal: caída de piedras, superficies pulidas que se vuelven peligrosas con la lluvia, precipicios y otros accidentes orográficos, escasa o nula cobertura de móvil, necesidad de equipación adecuada, bebida para hidratarse, etc.

Por todo ello, se recomienda tener mucha precaución, y más si se va con niños.

Descubre el pueblo de Bulnes

En medio de la montaña, al final de un desfiladero estrecho, en un lugar que desde abajo parecería imposible que existiera, se esconde el pueblo de Bulnes, lugar que da su segundo nombre al Picu Urriellu, Naranjo de Bulnes, leyenda y mito de la escalada a nivel nacional e internacional.

La ruta

Distancia: 8 km.

Desnivel: 487 m.

Dificultad: fácil.

Subir por la Canal del Texu, entre dos paredes casi verticales de roca, es realmente impresionante; se pierde la noción de la perspectiva y la distancia, empequeñecemos al verlo. Si nos fijamos bien, mirando arriba, a la salida de la canal, podremos apreciar un valle pronunciado con forma de V, excavado por el río, metido dentro de otro más amplio con forma de U, abierto por un antiguo glaciar.

Destacan en la zona las encinas, colgadas en los riscos, creciendo en grietas de la roca; la dedalera calzones de lobo, con propiedades medicinales y endémica de las montañas del norte de la Península Ibérica, y llaman especialmente la atención unos pequeños caracoles, cónicos unos y aplanados otros, pegados a la roca y que casi no vemos hasta no estar muy próximos a ella.

Un poco más arriba de Bulnes, acabamos en el mirador con vistas al Urriellu.