“Asturias me sorprendió, era lo que esperaba y más”, confiesa Primitiva González, la autora del diario del Camino de Santiago que recoge este viernes el Premio Alfonso II

La Fundación Valdés-Salas entregará el reconocimiento a la profesora alicantina en el Monasterio de Cornellana: “Es un premio añadido”, asegura la escritora

Primitiva González, durante su peregrinaje en la ruta Primitiva

Primitiva González, durante su peregrinaje en la ruta Primitiva / LNE

Á. Rodríguez

Como si estuviera predestinada, Primitiva González llegó el pasado septiembre desde su pueblo alicantino al inicio del Camino Primitivo, en la capital asturiana. Una ruta histórica de peregrinación que reconoce “tenía muchas ganas” de recorrer y que recomienda a todo el que le pregunta por su experiencia. Vivirlo para contarlo o, en su caso, vivirlo para escribirlo. Y es que, González es la autora del último diario del Camino de Santiago premiado por la Fundación Valdés-Salas, en la quinta edición del Premio Alfonso II que organiza junto a la Universidad de Oviedo

Atraída por la incomparable naturaleza asturiana no tenía vínculo con la región, pero ya lo tiene. “Viajaremos expresamente para recoger el premio el viernes. Y hemos elegido las seis noches de hotel en Oviedo, para poder ir a ver diferentes sitios. Asturias me sorprendió. Era lo que yo esperaba y más. Me gustaría ir hacia la costa y a Santa María del Naranco, por ejemplo, que no hemos podido ir a verla”, explica la alicantina, profesora jubilada.

Con mucho aún por descubrir del territorio asturiano, reconoce que le hace especial ilusión recibir el premio en el Monasterio de Cornellana. “Nos quedamos, en su momento, con ganas de ver su interior y ahora entraremos. Es como un premio añadido al premio”, asegura. De monumentos, encuentros con otros caminantes y aprendizajes vitales habla en "Mi diario del Camino de Santiago". Su obra galardonada, “muy personal” y reflejo de sus pasos por las diferentes etapas de la ruta peregrina originaria a Compostela. 

Según el jurado, que presidió Leopoldo Tolivar Alas, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Oviedo y patrono de la Fundación Valdés Salas, el texto de Primitiva "se ajusta a la letra, al espíritu de la convocatoria y a la descripción de percepciones que le resultan novedosas". Es un texto vivo, “que escribía cada día al terminar la caminata”, con las emociones a flor de piel y sin grandes pretensiones. 

“Empecé a escribirlo desde que salimos de Alicante y hasta que volvimos. Lo hacía para mí y para tener un recuerdo para la familia. Desde el primer momento que conocí la iniciativa del concurso me pareció muy buena idea. El Camino se presta mucho a la reflexión, a tomar notas… y cada uno escribe un diario distinto. Está muy bien que se apunte gente y que, a través de estos diarios se promocione el Camino. Pero que no se masifique”, resalta González. 

La Fundación Valdés-Salas entrega su “Premio Alfonso II. Los Diarios del Camino” a los diarios escritos por peregrinos a lo largo de todos los caminos a Santiago. Con estos premios se mantiene viva la memoria de Alfonso II, rey asturiano que, partiendo de la Corte de Oviedo, fue el primer peregrino a Santiago siguiendo la ruta Primitiva.