Los pequeños peregrinos salenses emprenden el viaje para acercarse a Compostela: así fue la primera jornada de once kilómetros hasta Pola de Allande

Más de cuarentas escolares participaron de la iniciativa de “Salas en Plan”, que organiza varias rutas del Camino de Santiago durante el verano 

Algunos de los escoalres participantes durante la etapa hasta Pola de Allande

Algunos de los escoalres participantes durante la etapa hasta Pola de Allande / LNE

Á. Rodríguez

Preparados con su mochila, el calzado cómodo y el agua, los peregrinos más jóvenes de Salas se han echado al camino, comenzando con las esperadas rutas por el Camino Jacobeo, que organiza el Plan de Infancia “Salas en Plan”. Desde Borres hasta Pola de Allande, más de cuatro decenas de escolares se sumaron a la primera marcha, una de las más exigentes. 

«La etapa se hizo dura por momentos, ya que pasamos por el Alto de Porciles y la Lavadoira para llegar a Pola de Allande, pero todos los niños y niñas la superaron sin incidencias y muy contentos», explica la edil de Infancia, Ana Pérez, que también se sumó a la caminata con los escolares de entre 9 y 14 años. 

Escolares participantes de la ruta jacobea organizada por el Plan de Infancia de Salas

Escolares participantes de la ruta jacobea organizada por el Plan de Infancia de Salas / LNE

Este verano, ‘Salas en Plan’ tiene organizadas otras dos rutas más a lo largo del Camino. «Lo hacemos todos los veranos desde hace unos cuantos. Cada año avanzamos en las etapas del Camino y nuestro propósito es llegar poco a poco a Santiago de Compostela», apunta Pérez. La última de las rutas este verano será con pernoctación, en la zona de León, «y con unas piscinas».