18 de mayo de 2018
18.05.2018

Chocolate negro: una opción saludable

El cacao es un alimento rico en minerales, vitaminas y fibra y tanto en semilla como en polvo o chocolate puro ejerce unas notables propiedades estimulantes que reconfortan y reaniman nuestro cuerpo

17.05.2018 | 11:52

El cacao es un árbol procedente de América que produce un fruto del mismo nombre, y que se puede utilizar como ingrediente para alimentos entre los que destaca el chocolate. Su uso se remonta a la época de los mayas, aztecas e incas, cuando era conocido como el alimento de los dioses, y desde entonces, se ha usado tanto para fines nutricionales como médicos.

El cacao es un alimento rico en minerales, vitaminas y fibra. Consumirlo en semilla, polvo o chocolate puro nos aportará numerosos beneficios para la salud. Ejerce unas notables propiedades estimulantes que reconfortan y reaniman nuestro cuerpo. No en vano, es uno de los alimentos más conocidos que existen, en especial porque es un producto del que se obtiene uno de los postres más consumidos por excelencia: el chocolate.

Primeramente conviene diferenciar el cacao del chocolate, que puede contener un mayor o menor porcentaje de cacao. Cuanto más cacao contenga, más disfrutaremos de sus propiedades saludables. El chocolate con leche, que es bajo en cacao y alto en leche y azúcar, tiene poco valor provechoso y solo promoverá la resistencia a la insulina, así como otras afecciones relacionadas. Además, su proceso de fabricación estándar destruye entre una cuarta parte y la mitad de los antioxidantes disponibles, disminuyendo todavía más sus beneficios.

Las investigaciones han revelado que el chocolate tiene importantes beneficios, siempre y cuando esté dispuesto a renunciar a la dulzura del chocolate con leche moderno a la que estamos acostumbrados. La cantidad de azúcar que se le añade y el proceso al que se somete, cambia de manera abismal su posibilidad de obtener algún beneficio.

También es importante destacar que el cacao es estimulante, aunque menos que el café, por lo que no conviene abusar y deberemos tenerlo en cuenta en personas con nerviosismo, insomnio, etc. y en niños, especialmente los que sufran de nerviosismo o hiperactividad.

Valores nutricionales del cacao

-Antioxidantes. El cacao es más antioxidante que el té verde. Los antioxidantes ayudan a prevenir el envejecimiento y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer. Para potenciar sus propiedades antioxidantes lo tomaremos en ayunas.

-Magnesio. El cacao es rico en magnesio, un mineral que nutre nuestro sistema nervioso y nuestra musculatura

-Calcio. Gracias al calcio que contiene, el cacao ayuda a fortalecer los huesos y los dientes, entre otras propiedades. Para disfrutarlo, será importante consumir un cacao sin azúcar, ya que el azúcar blanco empeora la asimilación del calcio en nuestro organismo

-Vitamina C. Contiene vitamina C, una vitamina que nos ayuda a subir las defensas y a prevenir muchas enfermedades, además de nutrir nuestros huesos, dientes y piel.

-Fibra. Por ser un alimento de origen vegetal, el cacao contiene fibra, por lo que contribuye a eliminar sustancias tóxicas del organismo y regular los niveles de glucosa y ácidos grasos en sangre.

-Triptófano. El cacao contiene triptófano, un aminoácido que favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor que lleva a una señal nerviosa que produce felicidad. Por eso el cacao mejora estados de ansiedad, irritabilidad, depresión, etc.

Propiedades terapéuticas

Gracias a estos excelentes valores nutricionales, el cacao nos ayuda en múltiples enfermedades:

El grano de cacao contiene cientos de compuestos naturales, como epicatequina, resveratrol-2 poderosos antioxidantes-feniletilamina -que mejora el estado de ánimo- y teobromina, que tiene efectos similares a los de la cafeína

Los ensayos en humanos revelan que el chocolate ayuda a mejorar los niveles de estrés, inflamación, estado de ánimo, memoria y función inmunológica, pero debe contener al menos un 80% de cacao

Otros estudios han confirmado que el cacao puede beneficiar a su corazón, vasos sanguíneos, cerebro y sistema nervioso, asimismo, ayuda a combatir la diabetes y otras afecciones cuyo origen yace en la inflamación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook