20 de julio de 2018
20.07.2018

Barefoot running o correr descalzo: una moda que ni pintada para el verano

20.07.2018 | 08:24

Suena atractivo y placentero: correr descalzo, con los pies al aire libre, después de largos meses de invierno embutidos en calcetines y botas. A muchos les apetecerá practicar la última tendencia: el barefoot running. Traducido al castellano: correr descalzo. No es malo, todo lo contrario. Pero como todo, hay que saber y estar acostumbrado. En realidad, explica el profesor Benjamín Fernández, se utilizan zapatillas sin talón. Y es que, al contrario de cuando se va calzado, cuando lo correcto es hacer sobre el talón el contacto inicial, descalzo ha de ser con el mediopié o el antepié. Para correr descalzo, incluso por la playa, hay que estar acostumbrado, alertan los expertos. Esta práctica estimulará la musculatura de la planta del pie y de la pierna, "pero requiere una adaptación". En el mercado se encuentran cada vez más modelos para ser un barefoot runner, un corredor de pies descalzos, o más bien casi. Nada que ver con las ultramodernas zapatillas de deporte con amortiguadores en el talón: muelles, cámaras de aire? En éstas, la planta va prácticamente desnuda, con una fina suela. Son zapatillas minimalistas: porque se trata de cambiar la técnica, pisar con la parte delantera y dar pasos más cortos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas