España es uno de los países de Europa en los que más cerveza sin alcohol se consume. Y es que, si todavía no te has pasado a esta refrescante bebida, hoy te damos cuatro motivos para, por lo menos, darle una oportunidad. La cerveza 0.0 es rica en minerales, vitaminas, proteínas y antioxidantes. Más del 90% de su composición natural es agua, por lo que además, es hidratante. Pero sus beneficios y propiedades no acaban aquí, empezando por su efecto cardio y neuroprotector, además de su compatibilidad absoluta con cualquier tipo de dieta, con el embarazo y también con la lactancia materna.

Entre los beneficios que puedes encontrar en una cerveza sin alcohol, estos serían cuatro de los más relevantes (el alimento perfecto para picar entre horas sin engordar y acompañar la cerveza):

  • Cardiosaludable: Esto se debe a tantos polifenoles como contiene, con beneficios antioxidantes y antiinflamatorios que previenen el colesterol. Además, reduce la hipertensión arterial y sirve de excelente protector contra la diabetes e incluso el envejecimiento.
  • Combate el insomnio: El lúpulo de la cerveza es el responsable de que nos ayude a dormir mejor, ya que calma el sistema nervioso gracias a su efecto sedante. Además, estimula la serotonina.
  • Apta para deportistas: La cerveza sin alcohol es sobre todo agua y lúpulo, por lo que hidrata y gracias al lúpulo, tiene también propiedades antiinflamatorias. Con la práctica deportiva se gasta mucha energía, y la cerveza ayuda a recuperar esos depósitos de glucógeno y glucosa ya que fundamentalmente tiene carbohidratos. Además, tiene un alto contenido en potasio y en vitaminas del grupo B que ayudan a la recuperación después del deporte.
  • Compatible con una dieta de adelgazamiento: La cerveza 0.0 es hipocalórica, por lo que no engorda prácticamente nada, ya que un alto porcentaje es agua. Además, al no contener alcohol, es apta para embarazadas y también para lactantes