Después de las comidas y los dulces de Semana Santa (chocolate y huesos de santo de por medio), es bueno "depurar" el organismo. Lo que no tienes que hacer es fiarte de falsos mitos o de bebidas "detox" tan de moda que no van a suponer ninguna mejora en tu alimentación. Y es que todos los nutricionistas coinciden en que lo mejor cuando te planteas perder peso es llevar un estilo de vida que te permita adelgazar a largo plazo. Es decir: de nada sirve dejar de comer y esforzarte mucho durante una temporada si luego te vas a dar un atracón. Tienes que ir cumpliendo objetivos que puedas mantener en el tiempo. Eso no quiere decir, no obstante, que no haya ciertos alimentos a los que puedas acudir para frenar excesos muy puntuales como los de Semana Santa. (En este artículo te contamos en su día la importancia que tiene en tu dieta la cena de Nochebuena por ejemplo).

Una nutrionista, Susana Sánchez, asegura que para poder regular de nuevo tu cuerpo es muy útil comer cosas ligeras basadas en verduras como cremas o sopas. Pero también tienes que hacer que la fruta sea tu gran aliado. En este sentido los nutricionistas están empezando a recomendar cada vez más el consumo de papaya. Esta fruta exótica tiene numerosas ventajas. Entre otras te permitirá ir más al baño porque tiene mucha fibra. Además tiene mucho agua y es muy sana y saciante. Hará que dejes de comer otras cosas y te ayudará a cumplir con el objetivo de cinco piezas de fruta y verdura cada día que tienes que cumplir sí o sí.

Pero si quieres depurar tenemos otros consejos que darte y que añadir. Por ejemplo tienes que proponerte como reto beber dos litros de agua al día. En este artículo te contamos en su día cómo el agua te puede ayudar en tu objetivo de perder peso.

Además tienes que dormir y descansar bien. No te olvides que a la hora de que tu cuerpo supere los excesos navideños también es importante que recuperes las rutinas. En este enlace puedes encontrar un artículo en el que, después de conversar con varios nutricionistas, te resumíamos todo lo que debes saber con respecto a la necesidad de dormir y descansar bien a la hora de mantener tu cuerpo en forma. También es importante, por último, que intentes huir del alcohol cuanto más mejor para no tener resaca y para evitar esas calorías vacías que las bebidas espirituosas van a sumar a tu dieta sin que sean necesarias para nada.