Lugones no tiene canales pero el modelo de núcleo urbano con el que sueña el Ayuntamiento de Siero para la zona quiere parecerse al de Ámsterdam en lo que respecta a la generalización del uso de la bicicleta como alternativa al vehículo en los desplazamientos cortos. El equipo de gobierno local aún está dando forma al proyecto integral que perfilará el itinerario que haga posible recorrer de punta a punta la localidad a través de carriles bici. Eso supondrá el desarrollo de unos siete kilómetros de este tipo de áreas de tránsito. Buena parte de ellos están aún en diseño. Pero ya hay algunos avances: se está proyectando una senda ciclista que comunicará la parroquia con Parque Principado a lo largo de un trayecto de aproximadamente un kilómetro.

La iniciativa está en fase muy inicial, pero acerca del trazado que debe seguir y de la necesidad de impulsar el proyecto no hay ninguna duda. Será una senda para uso ciclista pero también peatonal y con ella se avanzará en los planes de movilidad sostenible que el gobierno local ha convertido en uno de sus grandes objetivos. Dará además respuesta a una demanda ciudadana, puesto que se trata de un área ya muy transitada por los vecinos.

“El proyecto mejorará la seguridad en el uso de la senda, ya muy utilizada, y se creará una infraestructura alternativa al vehículo para que quienes van en coche puedan plantearse ir en bici o caminando”, explican fuentes municipales.

La idea de convertir Lugones en una localidad más “vivible” y amable para los ciudadanos surgió ya hace un tiempo. Cruce de caminos hacia distintos núcleos de población de Asturias, hace años que el problema de la contaminación afecta de manera importante al núcleo urbano.

“Por su ubicación y porque está rodeada de vías de comunicación hay momentos del año en que la emisión de determinadas partículas supera los límites establecidos. Esta situación está ahí. Y luego, uno piensa en cómo le gustaría que fuese el lugar en el que vive. Y si se viaja, se ven lugares donde se ha avanzado mucho en materia de movilidad sostenible”, explica el alcalde, Ángel García.

Todo ello, unido, hizo pensar en el desarrollo de un proyecto para ver cómo introducir la bicicleta en la vida diaria de la localidad, “que no fuera vista solo como un elemento deportivo o de ocio, sino como un modo para desplazarse, un medio de transporte”. “Ámsterdam, Estocolmo… Hay muchas ciudades de Europa en las que el paisaje está invadido de bicicletas y donde estas cobran un gran protagonismo junto con los ciudadanos. Y uno piensa en cómo trasladar ese formato a su localidad, porque además de mejorar el entorno, de hacerlo más agradable, hace también ese efecto de corrector o reductor de esas emisiones que son fundamentalmente fruto del tráfico. Hay además un convencimiento personal, es un formato de ciudad en el que creo”, apunta el regidor.

El proyecto se desarrolla solo en Lugones –hay algunas otras iniciativas de carril bici en otros puntos, pero parciales– porque la idea de abordar su problema de contaminación proponiendo una solución que se entiende adecuada y viable ha sido merecedora de financiación europea.

En concreto, las iniciativas que se desarrollen en el marco del proyecto denominado “Lugones en bici” son susceptibles de poder recibir respaldo económico del Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER para la implementación de la denominada Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) de Siero.

Por el momento, se está trabajando en el diseño del conjunto de proyecto para hacer de Lugones una localidad ciclable de extremo a extremo. En estos últimos meses han ido poniéndose la mesa algunos planes. Así, el Ayuntamiento ya ha hecho pública su apuesta por incluir carril bici en los planes de urbanización de la calle Puerto Pajares. La obra en la zona, para ensanchar las aceras y renovar todas infraestructuras de servicios, añadirá la incorporación de un itinerario ciclable, de manera que este llegue hasta la estación de ferrocarril de la localidad.

Hay, además, planes para carril bici entre la avenida José Tartiere y un tramo de la avenida de Oviedo, es decir, desde la citada estación de trenes hasta la glorieta de enlace con la AS-II (Oviedo-Gijón). El gobierno local ha avanzado también que, entre sus proyectos, figura el de impulsar nuevos tramos de este tipo de sendas ciclables que permitan conectar Siero con Oviedo, si bien por el momento no hay más detalles acerca de este último planteamiento. “No está terminado el mapa del desarrollo completo” de la trama que permita recorrer todo Lugones sin dejar de pedalear, apuntan desde el Consistorio.