Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero plantea reordenar la zona de Paredes para ampliar su uso comercial e industrial

“Es un espacio idóneo para nuevas oportunidades no suficientemente aprovechado”, dice el documento que orienta la redacción del plan urbano

Vista aérea de la zona de Paredes

Vista aérea de la zona de Paredes

El nuevo plan urbano de Siero no sólo incluirá crecimientos residenciales en los cuatro grandes núcleos de población del concejo –la Pola, Lugones, La Fresneda y El Berrón–, sino también una apuesta clara por el desarrollo y aprovechamiento del área de Paredes, “una zona de indudable valor estratégico para reforzar la posición del municipio como epicentro de la actividad comercial en el centro de Asturias”. Así se refleja en el documento que recoge las intenciones del gobierno municipal y que se trasladó en su momento al equipo redactor del futuro planeamiento, actualmente en tramitación y trabajado a partir de estas y otras orientaciones planteadas por el Ayuntamiento a los responsables de diseñar el próximo escenario de desarrollo y expansión del concejo en materia de vivienda o suelos con destinos a usos comerciales, industriales, viarios o zonas verdes.

El documento que recoge las prioridades del gobierno local se detiene en la necesidad de “reforzar el carácter estratégico” del área de Paredes “de forma que se permita acoger actuaciones de carácter supramunicipal”. “En particular, se plantearán acciones coordinadas con la Administración autonómica que permitan llegar a acuerdos concretos en dicha área, ampliando usos comerciales e industriales”, propone el Ayuntamiento sierense.

En la zona de Paredes se ubica la gran zona comercial de la que forma parte el complejo de Parque Principado, entre otras grandes superficies. Y parte de su entorno está sin desarrollar al ser considerado “equipamiento supramunicipal”. Por ello, el concejo tiene limitada desde 2003 su capacidad de intervención en este punto al catalogarlo el Principado como superficie de interés dentro de la denominada área central asturiana y quedar así sujeto a la obligación de autorización autonómica para cualquier plan de actuación.

El gobierno local entiende, y así lo expone en el documento de orientación política para la redacción del nuevo plan urbano, que “no debe renunciar Siero a la potencialidad que representa esta área y desaprovechar la imagen de emplazamiento idóneo que genera la zona, si bien han de mejorarse en la medida de lo posible los accesos”.

“La zona de Paredes es un espacio idóneo para nuevas oportunidades que no está suficientemente aprovechado y el objetivo ha de ser ordenarlo y definir las actuaciones que se pueden poner en marcha, encontrando un punto de encuentro con el Principado para desbloquear esa zona, en la que se consensuarán distintos usos”, añade el documento, que abunda en los argumentos del posicionamiento del municipio para defender la necesidad de desarrollar este punto del concejo.

“La apuesta de Siero para este área de 1,1 millones de metros cuadrados pasa por hacer de este espacio un polo de atracción regional para equipamientos supramunicipales, servicios o actuaciones que requieran una situación de centralidad, con acceso a la autopista desde todos los puntos de la región sin pasar por ningún núcleo urbano”, prosigue el documento.

“Siero, como cuarto municipio de Asturias, quiere tener su propio espacio, con identidad propia, complementando en aquello en lo que es más fuerte a las tres ciudades (Oviedo, Gijón y Avilés). Su condición territorial hace de él un lugar único para múltiples actividades y en ese contexto debe reconocerse su potencialidad como municipio”, añade el gobierno local.

Por ello, concluye el texto de orientación política, el equipo redactor “deberá plantear y valorar” con el Principado “puntos de encuentro que permitan el desarrollo de acciones concretas que, no interfiriendo en los objetivos supramunicipales del área metropolitana, permitan a Siero consolidar sus expectativas de futuro”.

Por otro lado, el documento también hace propuestas en relación con los desarrollos residenciales del concejo y prevé crecimientos, entre otras zonas, en los cuatro grandes núcleos de población. Así, en la Pola, plantea potenciar la vivienda en altura, y en Lugones, “buscar el equilibrio en el crecimiento residencial entre la zona de La Ería y la zona de Los Peñones”.

El Ayuntamiento reclama asimismo que el equipo redactor defina la expansión para El Berrón y La Fresneda y, en este último caso, que no limite el crecimiento residencial de la urbanización, por el que apuesta de forma clara, siempre, eso sí, de manera “ordenada”.

Compartir el artículo

stats