Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La afición va sobre ruedas en Siero

El club sierense de patinaje de velocidad, una de las entidades deportivas con más solera del concejo, vive un momento dulce, con una cantera de 40 jóvenes

Parte de la plantilla del Club Patín Siero, en la pista deportiva de la Pola donde se entrena. | P. T.

Parte de la plantilla del Club Patín Siero, en la pista deportiva de la Pola donde se entrena. | P. T. Paula TAMARGO

Cuarenta jóvenes de distintas edades dan vida actualmente la plantilla de patinadores del Club Patín Siero, de los que casi todos, un total de 35, compiten federados. El colectivo no solo tiene ahora una buena cantera, sino que en los últimos años la historia de su ya dilatada trayectoria no ha hecho más que sumar éxitos. Entre los últimos se cuentan los excelentes resultados alcanzados en el Campeonato de España de patinaje de velocidad, celebrado en la pista de Arganda del Rey, en Madrid, el pasado junio, y en el que Lucía Medero (infantil femenino) se alzaba Campeona de España de 3.000 metros puntos, la patinadora Cira Álvarez (alevín femenino) se proclamaba subcampeona de la Copa de España en 300 metros sprint, y Jorge Vega conseguía 2 bronces, en 200 TT y 10.000 metros eliminación, en categoría juvenil.

Por la izquierda, las patinadoras Julia Vega Fernández, Alba Álvarez Nuño, Paula Portilla Balsa, Alba Bengoa, Lucía Medero García y Cira Álvarez Nuño. | A. B.

Son solo algunos ejemplos entre los muchos que jalonan el recorrido de un club que se cuenta entre las entidades deportivas más antiguas de Siero, pues se fundó en 1977, aunque algunos años antes ya funcionaba un grupo denominado “Los Pepitas”.

A lo largo de sus muchos años de recorrido, el colectivo ha contado en sus filas con grandes patinadores de velocidad, sobre todo en las categorías femeninas. Entre otras, en el club se recuerda, por ejemplo, la figura de Montse Díaz, que en los años 80 del siglo pasado fue campeona de Europa.

Aunque hubo algunos momentos con menor número de jóvenes inscritos en la actividad, desde hace unos años atrae a un buen grupo de chavales y niños que entrenan en la pista existente en las inmediaciones del IES Escultor Juan de Villanueva. Hay muchas niñas y jóvenes y asistir a uno de los entrenamientos, de los últimos antes de las vacaciones, permite comprobar la vitalidad del colectivo, las ganas de los patinadores y la consolidación de una afición, la del patinaje de velocidad, que va cada vez a más en Siero y que aspira a seguir creando cantera de futuras figuras de la velocidad.

“Parece que se le está cogiendo el gusto y que se está poniendo de moda este deporte, es lo que intentamos. En los últimos años fuimos promoviéndolo a través de las escuelas deportivas de patinaje y también a través de las redes sociales”, explica Alejandro Braña, entrenador y presidente del club.

“Trabajamos desde categorías inferiores, como puede ser mini, prebenjamín, benjamín y alevines y luego ya categorías de competición nacional, como son infantil, juvenil, junior y senior. Tenemos equipos de liga nacional, que este año nos estrenamos con un equipo de alevín infantil, de liga nacional de menores. Contamos asimismo con equipo de liga nacional en segunda división masculina, que es absoluta, y equipo de femenino en primera división, que también es absoluta”, añade.

El responsable del club destaca además los logros en el equipo femenino de Primera división, pues “lo conformamos hace tres años, fue como una aventura para ir cogiendo experiencia y resultó muy bien”. De hecho, añade, “fueron poco a poco subiendo, cogiendo puestos en Segunda División hasta ese fabuloso ascenso a Primera División que logramos”.

La motivación que trasmite Braña se percibe también entre los jóvenes patinadores sierenses, deseosos de llegar a lo más alto en esta disciplina. Cada uno tiene sus razones para practicar este deporte, pero todos acuden con convencimiento e ilusión a los entrenamientos semanales en una pista que ya va necesitando algunas reparaciones, puesto que el paso del tiempo y el gran uso que le da la entidad la ha ido deteriorando. Que fuera una pista cubierta para que los días de lluvia no impidieran el desarrollo de la actividad es otra de las reivindicaciones históricas del colectivo.

“Empecé porque es un deporte que tiene mucha velocidad, me encanta ir rápido, dar las curvas a tope, es un deporte que me encanta por eso”, explica Jorge Vega, que destaca que, aunque trabaja mucho y a veces renuncia a salir con sus amigos por subirse a los patines, después de “un año duro de entrenamiento, todo tiene su recompensa”, señala, en referencia a los éxitos colectivos del club y al suyo individual en los Campeonatos de España de patinaje de velocidad.

“Era un deporte poco conocido y me llamaba la atención, por eso me decidí a hacerlo y la verdad que todos aquí disfrutamos mucho con ello”, añade Paula Corte, otra de las patinadoras del club.

Los éxitos alcanzados son importantes y animan a seguir trabajando para mantener los logros, pero el entrenador y presidente del club pone en valor la verdadera esencia de la entidad. “Queremos ser reconocidos en el ámbito deportivo, por supuesto, pero también como un club que forma y aporta personas que se guían en la vida por valores como la integridad, el compromiso, el respeto, la humildad y la solidaridad”, concluye Alejandro Braña.

Compartir el artículo

stats