Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero, tierra de multinacionales: Ikea pide ampliar y Amazon acelera en Bobes

La Junta de Gobierno ha dado permiso a la firma sueca para extender su zona de venta online y al gigante de la logística para líneas eléctricas

Cola de vehículos a la entrada de Ikea en Paredes para recoger productos. | R. A. I.

Cola de vehículos a la entrada de Ikea en Paredes para recoger productos. | R. A. I.

Las multinacionales están viendo en Siero un lugar donde crecer. Ikea y Amazon son dos ejemplos. Sus últimos movimientos lo dejan muy claro. La firma sueca acaba de recibir permiso municipal para ampliar su planta sótano, con el objetivo de contar mayor superficie para la zona de reparto de pedidos online. En el caso del gigante de la logística, la Junta de Gobierno de Siero ha dado el visto bueno a que instalen un centro de seccionamiento y una línea de alta tensión que sirva para dar energía a la construcción de su gigantesca nave de Bobes.

Las licencias solicitadas por ambas compañías fueron objeto de debate en la última reunión de la Junta de Gobierno. El auge de la venta online ha llevado a la firma sueca, asentada en Paredes desde hace algo más de una década, a ver necesaria la ampliación de su planta sótano, desde la que gestiona todos los pedidos por internet, para su reparto o entrega in situ. Los trabajos podrían iniciarse de manera inmediata, una vez que ya no necesitan completar más pasos burocráticos con la Administración.

El avance de Amazon.

La que va muy avanzada es la obra de Amazon en el polígono de Bobes. Su gigantesca nave de casi 200.000 metros cuadrados ya cuenta con esqueleto de vigas, quedando pendiente recubrirlo y colocar los suelos. Precisamente, con el objetivo de dar un acelerón más a la hora de finalizar la faraónica obra en la gran mancha industrial del centro de Asturias, han solicitado permiso para un centro de seccionamiento y una línea de alta tensión. Esto les facilitará contar con corriente eléctrica directa.

En principio, el gigante de la logística espera poder poner en funcionamiento su nave en el mes de agosto de 2022. Será entonces cuando inicie la formación a los empleados para comenzar con la actividad en Bobes.

La mitad de los 600.000 metros cuadrados que ocupan las dos fases de este polígono están vendidas. Quedan a la espera de propietario 200.000 de la “fase 1” y 100.000 de la “fase 2 oeste”, que aún no se han urbanizado. Hay dos factores decisivos a la hora de que la ejecución de estos últimos 100.000 metros se agilicen. El primero, que la venta de las parcelas restantes de la primera fase sea fluida. El segundo, que el Principado afronte la construcción del enlace con las autovías, a través del nudo de San Miguel de la Barreda.

Las obras de la conexión viaria están ya listas para ser licitadas. Se financiarán con los presupuestos regionales de 2022, por lo que los trabajos no se iniciarían hasta el próximo mes de enero y acabarían en abril de 2023, salvo imprevistos. La idea de Sogepsa es aprovechar ese tiempo para urbanizar el suelo que resta, de forma que esté listo a la par que la autovía, cerrando el círculo de un polígono cuya urbanización permaneció estancado durante más de una década.

En el caso del área comercial de Paredes, se espera que la construcción de unos nuevos accesos facilite su crecimiento en los próximos años.

Compartir el artículo

stats