El Ayuntamiento de Siero ha completado oficialmente la cesión del terreno en el que se ubicará el punto limpio de la localidad. Se trata de una parcela situada junto al cementerio y el campo de fútbol de El Bayu, que ha pasado a ser titularidad de Cogersa, según reflejaba ayer el Boletín Oficial del Principado (BOPA). 

El siguiente paso, una vez oficializada la cesión del suelo, será redactar el proyecto técnico, lo que tardará algo más de dos meses según las estimaciones de las partes implicadas. Si no hay retrasos, las obras se iniciarán en 2022 y en seis meses, de cara a final de año, podrá comenzar a funcionar la planta, que estuvo a punto de hacerse en las proximidades del Mercado de ganado. Sin embargo, el rechazo de los vecinos, cuando estaban a punto de comenzar las obras, paralizó esa ubicación. La parcela de El Bayu cuenta con 5.000 metros cuadrados en un terreno que reúne las condiciones idóneas para el punto limpio. 

Para este tipo de infraestructuras cada vez se necesita más espacio, al incrementarse en la legislación el número de residuos que se deben segregar. A día de hoy, Cogersa separa hasta una veintena de desechos, entre ellos escombros, muebles, chatarra, neumáticos o plásticos agrícolas.

De hecho, en el punto limpio de la Pola se plantea la posibilidad de incluir una novedosa zona de “preparación para la reutilización”